Echan de pueblo a jefa de Rentas que emitió boletas con leyenda antisemita

Política

La comunidad de la pequeña localidad entrerriana de General Campos está conmocionada con la aparición de una leyenda antisemita en las boletas impositivas municipales.

Según revelaron medios locales, este mes la dirección de Rentas de Campos imprimió y distribuyó a los poco más de 4.000 vecinos facturas con una frase adulterada en su pie de página. "HAGA PATRIA MATE UN JUDÍO! GRAL CAMPOS CAMINO AL CENTENARIO PUM!!! 'RAFF'" (sic).

El intendente de Pablo Ramírez dijo sentirse "sorprendido, preocupado e indignado, por este hecho gravísimo" y reveló en declaraciones a la radio La Voz, de Paraná, que ya se "iniciaron sumarios, se clausuró el área de Retas, que es dónde se emiten los avisos a los vecinos" y que se entrevistó "a todos los responsables del área para tomar las medidas correspondientes" y deslindar responsabilidades.

Asimismo, el jefe comunal explicó que "las máquinas desde donde se imprimen estas boletas se han clausurado, para lograr recavar evidencia", aunque remarcó que hasta ahora "hay una sola boleta que se ha entregado con esta leyenda".

"Estamos esperando que aparezca alguna más. Por eso pedimos a los vecinos que nos acerquen las pruebas que posean", sostuvo en el diálogo radial.

"Lamentablemente pasó esto, y estamos avocados a esclarecer este hecho, porque nos preocupa muchísimo, además, porque General Campos es un pueblo de casi 4.000 habitantes, fundado casi por judíos", agregó Ramírez.

Al mediodía, el intendente confirmó al sitio Reporte Cuatro que la titular de Rentas, Marta Troche, reconoció haber sido la autora y que presentó su renuncia al hacerse responsable. La mujer fue la primera entrevistada por el asesor legal del municipio, Juan Pablo Arlettaz.

Ramírez también dijo que Troche será expulsada del pueblo, aunque aclaró que se continuará con la investigación para determinar co-responsables. "Que vuelen todas las cabezas" de los responsables, habría pedido el intendente, que políticamente responde al gobernador Sergio Urribarri.

El funcionario destacó que mismo día de conocido el hecho se pidió "disculpas" a la colectividad que vive en el pueblo y que lo volvió hacer nuevamente en reuniones mantenidas con dirigentes de la comunidad hebrea.

General Campos queda a 45 kilómetros de Concordia y es la localidad de mayor relevancia del departamento de San Salvador. También es el centro urbano de las colonias judías de Walter Moss, ubicada a 30 kilómetros al noroeste, y de Curbelo, a 10 kilómetros en la misma dirección. La sinagoga Unión Israelita de General Campos de 1931 es un emblema en el pueblo y constituye un importante patrimonio popular.

Ramírez transita su segundo mandato al frente del municipio, luego de haber conseguido la reelección como candidato del Frente Para la Victoria en 2011 con más del 49% de los sufragios.


Repudio

A través de un comunicado de presa, la DAIA expresó "su más enérgica condena frente a un ataque antisemita de una gravedad sin precedentes".

"Este hecho inédito por su gravedad e implicancias, sólo puede merecer la condena unánime de las autoridades y de todos los sectores sociales y la exhaustiva investigación para individualizar a los funcionarios culpables y castigarlos con todo el peso de la ley", continuó el parte de la entidad.

"Las autoridades municipales son responsables de lo ocurrido y más allá de la investigación judicial se deben aplicar todas las sanciones administrativas y la consiguiente remoción del cargo a quien corresponda. No puede ocupar la función pública quien por acción u omisión promueve o tolera el odio racial y religioso al extremo de impulsar el crimen", agregó la DAIA.

Dejá tu comentario