El gobierno de Mujica revisará el veto a Kirchner para la jefatura de la UNASUR

Política

El futuro gobierno de Uruguay revisará el veto a la candidatura del ex presidente Néstor Kirchner a la Secretaría de la UNASUR, según declaraciones del futuro canciller, Luis Almagro.

"El próximo gobierno verá cuáles son los candidatos que se presenten. Analizaremos de nuevo y desde cero vamos a resolver sobre esa base", dijo Almagro en un encuentro con corresponsales extranjeros en Montevideo.

La candidatura de Kirchner fue vetada por el presidente saliente, Tabaré Vázquez, en el marco del enfrentamiento por la instalación de la papelera Botnia en el margen del río Uruguay.

Durante toda su gestión, de cinco años, Vázquez cuestionó al Gobierno por haber permitido el corte del puente internacional San Martín por parte de ambientalistas de Gualeguaychú que se oponen al funcionamiento de la planta.

El nuevo gobierno uruguayo, que asumirá el 1 de marzo con José Mujica como presidente, se propone superar esta crisis y llegar a un entendimiento, aunque siempre sobre la base de la sentencia del Tribunal de La Haya, donde se radicó la controversia.

La instancia internacional es "el proceso". El resto de los contactos informales de Mujica con el actual gobierno argentino "son contactos a nivel personal", aclaró Almagro.

"Uruguay querría que esto se resolviera ya, pero mientras tanto, sin perjuicio de ponerse a disposición y mejorar los vínculos políticos con Argentina al máximo, reconoce que hay un proceso que va a traer soluciones jurídicas para un caso complejo".

Se espera que la sentencia, que será emitida seguramente el mes próximo, "provea la mayor parte de las soluciones y genere la capacidad para implementarlas".

Almagro no quiso elaborar hipótesis. "Se pueden manejar infinidad. El fallo abarcará diversos aspectos. Nosotros somos esencialmente optimistas. Esperamos que provea las soluciones jurídicas y prácticas para resolver este tema. Y después tendremos que ir a la administración del fallo para ponernos de acuerdo con Argentina e instrumentarlo".

De todas formas, comentó, "habrá que ver el fallo". "Va a comprender multiplicidad de aspectos. ¿Una gradualidad? (por lo cual) juzgar eso ahora es irrelevante. Podemos estudiar a nivel jurídico cuáles son las soluciones posibles y cómo pueden ser implementadas. Creo que no puede pasar por la cabeza de nadie levantar la planta y llevársela de nuevo a Finlandia. No es una solución viable".

Mientras persiste este conflicto igualmente siguieron adelante los vínculos políticos y comerciales, y respecto de la administración del río Uruguay, en cuyas márgenes se levanta la planta de celulosa, "los temas bilaterales se siguen discutiendo mes a mes en la comisión administradora".

"Ahí los países tratan de ponerse de acuerdo en diversos temas. Ojalá podamos generar nuevos proyectos que favorezcan el trabajo, los vínculos bilaterales. Cuántos más proyectos concretos tengamos con Argentina, mucho mejor", dijo el futuro canciller uruguayo.

Dejá tu comentario