Los pasos de Alberto Fernández tras las elecciones

Política

La suba del dólar, la inflación, la inseguridad, que no se frene la recuperación económica son temas sobre los cuales se centrará la acción del gobierno. Y buscará tener el más amplio consenso de vastos sectores de la sociedad a la convocatoria al dialogo que, se estima, podría lanzar esta semana.

“El presidente Alberto Fernández ya está pensando en el lunes” comentan en su entorno, dando a entender que no se tienen muchas expectativas respecto al resultado electoral.

La suba del dólar, la inflación, la inseguridad, que no se frene la recuperación económica son temas sobre los cuales se centrará la acción del gobierno. Y buscará tener el más amplio consenso de vastos sectores de la sociedad a la convocatoria al dialogo que, se estima, podría lanzar esta semana.

Alberto Fernández será el único orador en el multitudinario acto al que realizarán el próximo miércoles, la CGT y los movimientos sociales. Acto que no disimula el propósito de respaldar públicamente al presidente. La Plaza de Mayo será el escenario para las palabras del primer mandatario que apuntará a marcar una impronta propia, según señalan en su entorno.

En la Casa Rosada afirman que dos ministros clave para el jefe de Estado son Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Producción), y que no está en su agenda reemplazarlos. Justamente dos ministros que para Cristina Kirchner forman parte de los “funcionarios que no funcionan”, comentan en su entorno.

“La situación económica y social es demasiado endeble para permitirnos el lujo de pelearnos en público” señalan en las filas del “albertismo”.

Además, uno de los que propicia mostrar acción es el diputado Sergio Massa que impulsa la idea de llevar al Parlamento un acuerdo de 10 puntos. "Sergio Massa está planteando, el presidente (Alberto Fernández) también, la posibilidad de un gran acuerdo para las grandes leyes que hacen falta tomar, esto es ganando, empatando o perdiendo las elecciones" señaló la portavoz del Gobierno Gabriela Cerruti en una entrevista concedida en a C5N.

La convocatoria, para la funcionaria, debe incluir: ser amplia "a nivel político con la oposición” y también indicó que deben ser de la partida “los empresarios, los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil para poder avanzar".

También Massa en declaraciones públicas, señaló que “el 15 de noviembre vamos a convocar a un acuerdo por la Argentina para el 2022", y sostuvo que "la oposición tiene que estar sentada en esa mesa, no pueden seguir esquivando la responsabilidad de asumir sus obligaciones, sobre todo en temas como la deuda".

Este es justamente uno de los argumentos que más usará el oficialismo para presionar a Juntos para que se sume a la convocatoria oficial.

Rechazo

Sin embargo, Horacio Rodríguez Larreta públicamente se manifestó en contra. Sus argumentos van desde miradas diferentes sobre temas como; “los derechos humanos (caso Nicaragua) al control de precios; inseguridad, entre otros”.

En particular, los dirigentes de Juntos dudan de que el llamado al diálogo sea genuino. “La semana pasada el ministro de Economía dijo que éramos anti-argentinos y la candidata (Victoria) Tolosa Paz dijo que estábamos detrás de un golpe blando. Ahora, el presidente lo que único que hace es cuestionar a la oposición cada vez que agarra un micrófono, y lo mismo que la vicepresidenta”, cuestionó.

No obstante, en las últimas horas hicieron trascender desde Juntos que “Horacio (Rodríguez Larreta) siempre fue propicio al diálogo”.

Lo que es inevitable es que el acuerdo con el FMI deba ser avalado por el Congreso, salvo que el gobierno opte por abandonar la idea de un programa de Facilidades Extendidas (que demanda reformas estructurales y apoyo de la oposición) por un stand by o un préstamo puente.

La información que llega desde Washington indica que se está bastante lejos de cerrar un acuerdo con el Fondo “hay conversaciones, no negociaciones”, grafican. Esta información explica también la incertidumbre que refleja el mercado.

Lo cierto es que, dada la situación económica, la tensión cambiaria y las escasas reservas líquidas del BCRA, en los mercados se estima que el lunes el gobierno tiene que tomar la iniciativa política.

Por el momento, “no han sido convocados empresarios y sindicalistas a la Casa Rosada, pero esto no significa que la convocatoria no vaya a realizarse”. “Es probable que el lunes el presidente haga el anuncio de una gran convocatoria” se entusiasman quienes alientan esta iniciativa.

Como antecedente, el presidente Alberto Fernández, al igual que su jefe de Gabinete, Juan Manzur, mantuvieron en las últimas semanas encuentros con empresarios en los que transmitieron que la gobernabilidad está asegurada y que el primer mandatario está en el comando, según señalan asistentes a estas reuniones.

Dejá tu comentario