20 de diciembre 2008 - 00:00

En un confuso episodio intentaron asaltar a Cobos

El vicepresidente de la Nación, Julio Cobos.
El vicepresidente de la Nación, Julio Cobos.
El vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, sufrió el sábado un intento de asalto cuando un grupo de delincuentes le cruzó un auto mientras se desplazaba en un vehículo oficial por una ruta de Mendoza.

El incidente se produjo en horas del mediodía en el sector de la ruta 153, que se encuentra entre las localidades de Las Catitas y General Alvear, cuando Cobos se dirigía en el auto conducido por su chofer, un Volkswagen Vento de color gris, a su vez custodiado de atrás por una camioneta Toyota.

Según contó el asesor del vicepresidente Juan Manuel Antequera, en un momento determinado, el auto oficial se topó con un Fiat 128 cruzado en la ruta, con dos jóvenes que hacían señas para pedir ayuda con bidones en sus manos y blandiendo sus remeras.
Cobos, quien era entrevistado telefónicamente por una radio, ordenó que el auto se detuviera para ayudar a los jóvenes.

No obstante, cuando el Volkswagen detuvo la marcha, los dos desconocidos junto a otros dos que salieron del 128 intentaron abrir las puertas del auto oficial por la fuerza.

Sin embargo, de acuerdo con la información difundida por el sitio del diario Uno de Mendoza, el cierre centralizado del Vento impidió que los desconocidos pudieran lograr su objetivo.

El chofer de Cobos aceleró y se alejó del lugar, y lo sujetos solamente llegaron a aplicarle puñetazos y patadas al auto.

Los delincuentes, en cambio, llegaron a abrir las puertas de la camioneta de los custodios, pero estos también se alejaron, mientras los disuadían con la exhibición de armas.

Antequera aseguró que en todo momento Cobos mantuvo la calma y le pidió que avise al 911 del intento de asalto.

A pesar de esa comunicación, media hora después del incidente, sufrió un intento similar la secretaria de la Vicepresidencia, Patricia Gutierrez.

La funcionaria no detuvo su marcha ante las señas de los delincuentes, uno de los cuáles habría alcanzado a agredirla en el rostro con una remera, aunque resultó ilesa y pudo seguir su camino.

Dejá tu comentario

Te puede interesar