Escrutinio provisorio : Gobierno desplaza a empresa contratada por Cambiemos

Política

La firma europea se encargará del proceso de conteo de votos en las PASO y en las generales previstas para el 12 de septiembre y 14 de octubre respectivamente. Presentó la oferta de menor costo ante Smartmatic, su competidora.

La empresa española Indra volverá a hacerse cargo del escrutinio provisorio de las elecciones legislativas de este año y cobrará casi 1.600 millones de pesos, tras adjudicarse la licitación realizada por el Gobierno. Quedó afuera Smartmatic, la firma multinacional que se había encargado de las elecciones 2019 en el ocaso de la gestión de Mauricio Macri y que había sido impugnada judicialmente por el peronismo.

El proceso de contratación 81-0022-LPU20 fue ganado por la firma ibérica que presentó una propuesta "técnicamente apta y la oferta económicamente más conveniente" para llevar adelante el servicio de diseño, planificación, desarrollo y operación del servicio de digitalización, procesamiento y publicación para el recuento provisional de resultados a nivel nacional y distrital -en el caso de simultaneidad de elecciones- para las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y las Elecciones Generales, informó el Ministerio del Interior.

La Dirección Nacional Electoral (DINE) remarcó que la licitación fue realizada "con altos estándares de transparencia que permitió reducir sustancialmente el costo de contratación e incorporar sugerencias y recomendación de partidos políticos, el Poder Judicial, empresas tecnológicas y organizaciones de la sociedad civil". El costo del servicio de Indra asciende a 1.594.702.340 pesos.

En la compulsa de precios también participó Smartmatic, aunque su oferta fue más cara: 110 millones de pesos más costosa que la de Indra, indicó la cartera conducida por Eduardo "Wado" De Pedro. "En relación a las elecciones de medio término de 2017, la propuesta fue un 31 por ciento menor, en dólares, respecto de la que resultó ganadora ese año", comparó el Ministerio del Interior.

Al respecto, la titular de la DINE, Diana Quiodo, explicó que "con esta adjudicación concluye la etapa de contratación más importante vinculada con las elecciones de este año que quedan encaminadas para su realización con el calendario electoral vigente o las fechas que determine el Congreso de la Nación", que ayer convirtió en ley el cambio de los días de votación.

De esta manera, las PASO previstas para el 8 de agosto se realizarán el 12 de septiembre, mientras que las legislativas se trasladan del 24 de octubre al 14 de noviembre, con la intención de que la Argentina llegue en mejores condiciones sanitarias frente a la segunda ola de la pandemia de coronavirus que atraviesa el país.

En enero la DINE había publicado un anteproyecto de licitación del recuento provisorio para permitir que interesados puedan realizar observaciones y sugerencias no vinculantes, con el objetivo de lograr mayor transparencia y mejorar el proceso licitatorio. En esa instancia, se recibieron 55 sugerencias y comentarios por parte de partidos políticos, empresas, la Cámara Nacional Electoral y organizaciones civiles, que se transformaron en 21 mejoras al pliego original que se publicó el 10 de febrero, según lo establecido en el cronograma electoral.

En una acción de amparo en 2019, el Frente de Todos había objetado las cualidades técnicas de Smartmatic y pidió en su momento su apartamiento del proceso electoral, algo que finalmente no ocurrió. A esta denuncia se sumó la presentada por el entonces precandidato a jefe de Gobierno porteño por el partido Dignidad Popular, Leonardo Martínez Herrero, quien advirtió sobre un posible fraude económico en perjuicio de las arcas del Estado en la contratación de esta empresa.

En mayo de 2020, en tanto, la Cámara Nacional Electoral resolvió que las denuncias fueran investigadas por la jueza federal María Servini, al intervenir en un conflicto de competencia entre la magistrada y el Juzgado Federal N° 11 de la Ciudad de Buenos Aires.

Dejá tu comentario