España autorizó la extradición al país del presunto piloto de los "vuelos de la muerte"

Política

El Gobierno español aprobó la extradición al país del ex piloto militar Julio Alberto Poch, quien participó presuntamente en los llamados "vuelos de la muerte", en los que desaparecieron más de 1.000 personas durante la dictadura.

Poch, que en la actualidad tiene nacionalidad holandesa y trabaja como piloto en la Aerolínea Transavia, fue detenido el 22 de septiembre pasado en el aeropuerto de Manises (Valencia) por la Policía española durante una escala entre esta ciudad y Amsterdam.

El pasado 15 de enero, la Audiencia Nacional española dictó un auto en el que consideraba procedente la extradición siempre que se recabaran las correspondientes garantías en relación con la imposición de la cadena perpetua al ex militar.

Una vez cumplimentadas estas garantías, el gobierno español acordó hoy la entrega de Poch.

Las autoridades nacionales habían solicitado a Holanda a finales de 2008 la extradición de Poch, tras recoger en ese país testimonios que involucraban al ex militar en los vuelos de la muerte y en las operaciones de la ESMA.

Entre esos testimonios se encuentran las declaraciones de otro piloto de la compañía holandesa Transavia, que afirmó que el mismo Poch le contó cómo se arrojaba a los opositores al régimen argentino desde los aviones, además de justificar ese método de exterminio.

Dejá tu comentario