Falta de conexidad entre causas, uno de los argumentos de Lijo para excusarse

Política

El juez federal Ariel Lijo envió este lunes a sorteo la denuncia que hizo el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidente Cristina de Kirchner, por el encubrimiento a la AMIA.

El juez decidió remitirla a sorteo en la Cámara Federal luego de considerar que la denuncia de Nisman contra la Presidenta y el canciller, Jorge Timerman, entre otros, no era conexa con la investigación que él viene llevando a cabo por presuntas irregularidades en la causa AMIA.

Así, tras el sorteo correspondiente, el juez Rafecas quedó a cargo de la denuncia, ante quien Nisman había presentado la denuncia durante la feria judicial de enero, se excusara de hacerlo. Sin embargo, Rafecas se declaró incompetente y devolvió el expediente a la Cámara para que vuelva a sortear.

Al detallar sus fundamentos para excusarse, Lijo deslizó críticas al fiscal Nisman por presentar dicha denuncia en su juzgado, cuando la causa que él tramita por "encubrimiento" no tiene ningún tipo de conexidad con la que el fiscal pretendía presentar. A su vez, Lijo realizó un fuerte respaldo a la actuación de Servini de Cubría. A continuación los extractos más destacados:

"De los hechos que conforman la denuncia, resulta notoria la Diferencia entre existente con el objeto procesal de la causa que tramita ante este Tribunal, por lo que de ninguna forma pueden aplicarse las reglas de conexidad que dispone nuestro código procesal".

"De tal modo ya lo entendió la Juez Federal Dra. María Servini de Cubría el 15 de enero, al sostener que la denuncia describía hechos nuevos y que por la complejidad del caso, yo debía evaluar si correspondía o no vincularla a la causa principal".

"En este sentido, no logra determinarse, ante lo disímil de un objeto y otro, qué elementos probatorios, imputados, o demás circunstancias pueden tener en común cada investigación para pretender una acumulación en los términos del artículo 41 y cctes del C.P.P.N".

"Incluso en la denuncia se afirma que los hechos denunciados habrían sido realizados ´por distintos sujetos activos y en distintos momentos de la tramitación de la pesquisa´, aunque según la opinión del denunciante, los hechos poseen identidad procesal ya que se refieren a actividades destinadas a encubrir imputados por el atentado. Esta última premisa sólo es parcialmente correcta en cuanto ambos casos guardan cierta relación con el atentado a la sede de la A.M.I.A.; sin embargo, este argumento es débil en razón de que no existe ningún elemento más allá de una matriz similar".

"La particularidad del caso es que la denuncia, realizada en el mes de enero y presentada en el marco de la causa referida, no era uno de los supuestos habilitados para ser tratados en el transcurso de la feria - aún por gravedad institucional -, y, a su vez, no se acompañó a la denuncia los elementos que daban sustento a las afirmaciones - requisito esencial para evaluar cualquier caso- . Ello determinó que quien estaba a cargo del juzgado en forma interina decidiera - con muy buen criterio - que tratándose de hechos que posiblemente eran ajenos al marco en que fueron presentados y no resultando un supuesto de feria, esta evaluación fuera echa por mí".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario