Quirós, la "joya" de Larreta que todos quieren llevar de candidato

Política

Hasta en el Gobierno nacional escuchan con atención las evaluaciones del ministro porteño sobre la pandemia. Alerta sobre medicación y defensa del ANMAT.

Ya se sabía hace una semana que Fernán Quirós, el ministro de Salud de Horario Rodríguez Larreta, esta primero en imagen positiva en los sondeos que se hacen en la Ciudad de Buenos Aires. No es extraño; tuvo que enfrentar cámaras todos los días a la mañana durante la pandemia para explicar la situación sanitaria de la Ciudad y , lejos de cansar con ese trajín, terminó convirtiéndose en una de las voces mas confiables en el tema. Inclusive para el propio Gobierno nacional que ha mantenido consultas con él en momentos duros.

Quirós llego a ser la figura más apetecible de Juntos por el Cambio en CABA electoralmente hablando, por lo que está ranqueado ya para octubre, sin hacer declaraciones demasiado altisonantes y marcando actitudes inflexibles, pero siempre en un marco de moderación y equilibrio que raramente registra la política argentina.

En el Gobierno porteño aseguran que el ministro sigue la escuela Larreta, alejada de las poses de batalla que muestran los mas duros de Cambiemos. Como sea el ministro ejercita una paciencia envidiable y eso le dio réditos.

Ayer volvió a mostrar esas dotes con un gesto de institucionalidad claro: “Si la ANMAT no aprueba el dióxido de cloro, está prohibido y no debe aplicarse a humanos en nuestro país”, dijo en relación con la polémica que se levantó por la decisión de un juez que ordenó a una clínica aplicar esa sustancia a un paciente con coronavirus, quien finalmente murió.

“La Argentina tiene un organismo de gran prestigio, que es la ANMAT, con gente muy calificada y amplia experiencia en la evaluación de nuevas tecnologías, medicamentos y vacunas. Por eso debemos comprender que más allá de lo que nosotros podamos sentir o pensar sobre que tratamientos son mas útiles que cuales en diferentes enfermedades, debemos actuar en base a las recomendaciones de la ANMAT”, explicó Quirós.

Ese mismo razonamiento aplicó con las evaluaciones que se hicieron sobre las dudas existentes (en la oposición y también parte del peronismo) con la vacuna Sputnik V. Quirós en ese tema se limitó a articular el plan de vacunación ajustándose a las certificaciones legales que tuvo la inyección rusa.

Durante la conferencia de prensa sobre la situación epidemiológica en la Ciudad de ayer, Quirós reiteró que el organismo nacional es quien recomienda utilizar determinado producto “en base a la evidencia científica y ese tratamiento no está aprobado por la ANMAT, está prohibido en la Argentina. Si la ANMAT no aprueba el medicamento, no debe aplicarse a humanos”,

Al mismo tiempo el ministro de Larreta es inflexible con el daño que se produjo a los niños por la suspensión de clases durante todo el año. Ayer fue consultado sobre la complicación del comienzo de las clases presenciales ante un rebrote y explicó que “la mayoría de los países tiene la misma mirada, la contagiosidad de los niños a los adultos es inferior a la contagiosidad promedio, pero el daño a los niños por no tener actividades presenciales es muy alto, y creemos que tenemos que empezar las clases con la mayor presencialidad posible”.

“Estamos trabajando con la ministra de Educación, Sol Acuña, para presentar de forma segura, organizada, la vuelta a clases, adaptada a la realidad epidemiológica. Pero nuestra decisión política es en iniciar las clases de manera presencial...”, indicó. Y agregó: “Mientras, trabajamos para que las escuelas tengan suficiente ventilación, pero insistimos en ese concepto: esta enfermedad es difícil de predecir muchas semanas para adelante, pero el 17 lo evaluaremos y lo presentaremos a la sociedad”.

Sobre el plan para aplicar las vacunas Sputnik V, Quirós manifestó que “si bien hay un debate internacional en EE.UU. e Inglaterra sobre cómo aplicar de manera más eficaz las vacunas que tienen ambas dosis con el mismo componente, lo que voy a decir no aplica sobre la vacuna rusa porque tiene diferentes componentes”.

“Las vacunas han sido evaluadas experimentalmente en la fase 3, y se hizo de manera acelerada porque tomamos decisiones con cortes interinos, es decir no está terminada la fase, por eso digo que es poco prudente cambiar la modalidades que se ha evaluado, es preferible cumplir con los esquemas tal cual fueron investigados”, precisó el ministro de Salud porteño. Al respecto, aseguró que “nos confirmaron que vamos a tener el segundo componente de las 24 mil que correspondieron a la Ciudad, que son exclusivamente para trabajadores de la salud”.

Dejá tu comentario