Francisco se dirigió a jueces latinoamericanos y pidió un "Poder judicial comprometido con el humano"

Política

El Papa escribió una carta a distintos magistrados del continente que se encuentran reunidos en Brasil, y cargó contra los gobiernos que vulneran derechos sociales.

En el medio de las turbulencias sociales que atraviesa el continente, el Papa Francisco se metió de lleno en la política latinoamericana y envió una carta a jueces que se encuentran reunidos en Brasil, en la que pide un “poder judicial fuerte y honesto, comprometido con el ser humano y con el planeta”.

La misiva de Bergoglio se da en el marco de la Primera Sesión de la Junta Promotora del Comité Panamericano de Juezas y Jueces por los Derechos Sociales y Doctrina Franciscana, y está dirigida,en especial, a los jueces brasileños que participan del Seminario Internacional sobre Independencia Judicial y Democracia.

Carta Francisco

Luego de dar su apoyo al Comité Panamericano destacando “que hay mucho por hacer y que la tarea es ardua”, el Santo Padre ratificó su postura sobre el Poder Judicial frente a los gobiernos que vulneran derechos sociales.

”Como ya señalé en el encuentro de Roma, no hay democracia con hambre, ni desarrollo con pobreza ni justicia con inequidad. Cuando la irracionalidad y la violencia pretenden ser proyectos políticos y ocupar cargos de gobierno, nada mejor que un Poder Judicial fuerte y honesto, comprometido con el ser humano y el planeta, para impedir la anoria, la degradación y el descarte”, destacó el pontífice.

La Junta Promotora del Comité Panamericano está integrada por Roberto Andrés Gallardo (Argentina, presidente), Ana Algorta Latorre (Brasil, vicepresidenta), María Julia Figueredo Vivas (Colombia), Daniel Urrutia Laubreaux (Chile), Gustavo Daniel Moreno (Argentina), Tamila Ipema (USA), y Janet Tello Gilardi (Perú).

Días atrás, Francisco se había expresado en igual sintonía durante un encuentro con juristas en el Vaticano. Allí criticó el “uso arbitrario de la prisión preventiva”y denunció el “lawfare” contra dirigentes políticos.

"En nuestro encuentro anterior señalé con preocupación el uso arbitrario de la prisión preventiva. Lamentablemente, en los años transcurridos desde entonces, la situación se ha agravado en algunos países y regiones donde el número de detenidos sin condena ya supera ampliamente el cincuenta por ciento de la población carcelaria", sostuvo en aquella ocasión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario