17 de julio 2015 - 16:32

Furia de Bonadio por Hotesur: ahora mandó allanar YPF, Planificación y Enarsa

Las oficinas del Ministerio de Planificación Federal, YPF y Enarsa fueron allanadas por orden del juez Claudio Bonadio, en el marco de una denuncia sobre la compra de gas licuado por parte del Gobierno nacional.

Funcionarios judiciales y efectivos de la Policía Metropolitana se presentaron en la sede de la petrolera estatal en Puerto Madero con la orden de allanamiento.

En paralelo, lo hicieron en el Ministerio que conduce Julio De Vido y en Enarsa.

No bien se conocieron los operativos firmados por Bonadio, la única respuesta del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, fue: "Por lo visto hay un plan de allanamientos para todos y todas".

En octubre del 2014, los diputados de Pro Federico Pinedo, Patricia Bullrich y Laura Alonso presentaron una denuncia por "multimillonarias compras de gas importado" que se habrían realizado de manera irregular.

Los legisladores señalaron que "YPF actúa en la compra de gas desde 2012 sin transparencia y fuera de la ley" y, en consecuencia, exigieron "determinar si los funcionarios y asesores han realizado negociaciones incompatibles con su función".

El operativo dispuesto por Bonadio se produjo al día siguiente de que la Sala I de la Cámara Federal lo apartara del caso Hotesur, en cual se investiga una presunta maniobra de lavado de dinero que involucra a la presidenta de la Nación, Cristina Kirchner.

La denuncia se realizó luego de una entrevista que dio el abogado Roberto Dromi al diario La Nación, a raíz del asesoramiento que había brindado al Ministerio de Planificación Federal, en el cual aseguró que YPF compraba gas desde 2012 "sin transparencia y fuera de la ley", según los legisladores.

La investigación no había tenido amplia repercusión hasta ahora pero este viernes trascendió con fuerza a raíz no sólo de los operativos dispuestos por el magistrado en los que utilizó a la Policía Metropolitana, sino por haberlos ordenado al día siguiente de que Bonadio fuese apartado del caso Hotesur por orden de la Sala I de la Cámara Federal.

En tanto, YPF aclaró que la actuación judicial en el edificio de la compañía en Puerto Madero "no constituyó un allanamiento", mientras argumentó que fue notificada de una "orden de presentación".

Así lo sostuvo luego de que este viernes trascendiera que se habían realizado allanamientos en las oficinas del Ministerio de Planificación Federal, YPF y Enarsa por orden del juez Claudio Bonadio, en el marco de una denuncia sobre la compra de gas licuado por parte del Gobierno nacional.

Mediante un comunicado, la petrolera subrayó que "como ocurre con todos los requerimientos judiciales, pondrá a disposición del juzgado la documentación requerida que obra en su poder", al tiempo que indicó: "Hasta la fecha, la compañía no tuvo intervención previa en la causa ni tiene conocimiento de lo que se investiga en ella".

"Con relación a la actuación judicial que se realiza en el edificio de la compañía en Puerto Madero, YPF informa que fue notificada de una ´Orden de presentación´", insistió.

La empresa aclaró en el texto que "el procedimiento judicial no constituyó un allanamiento" y remarcó que "respecto de las operaciones de adquisición de GNL, YPF brindó a partir de noviembre de 2012 asesoramiento y contribuyó a la gestión de los procedimientos de compras de GNL que lleva adelante Enarsa, cumpliendo estrictamente con las normas jurídicas aplicables".

"YPF trabajó, por cuenta y orden de Enarsa, para establecer un proceso de selección de los oferentes totalmente transparente con el objetivo de generar competencia y lograr seleccionar a los mejores proveedores con los precios más competitivos de mercado", señaló.

Dejá tu comentario

Te puede interesar