Gobierno insiste en que se debe determinar el móvil y si hubo "presión o extorsión" sobre Nisman

Política

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, se refirió a la muerte del fiscal especial de la causa AMIA, Alberto Nisman, ratificó que la investigación compete a la Justicia y reiteró las interrogantes que envuelven al caso. Además reafirmó el compromiso de Gobierno con el esclarecimiento del fallecimiento y consideró que "es importante determinar el móvil" que desencadenó en el hecho.

Capitanich afirmó: "Es absolutamente imprescindible hacernos varias preguntas: por qué el sábado el fiscal pidió un arma. Si tenía presión, si tenía algún tipo de amenaza. Si las amenazas provenían de agentes de inteligencia actuales o desplazados o extranjeros. Por qué interrumpe un viaje. Si esto ha constituido una presión o extorsión, es necesario investigar hasta las últimas consecuencias. Es necesario identificar por qué lo hace".

El funcionario aseguró que desde el Poder Ejecutivo se brindará todo el "apoyo" necesario para el esclarecimiento de los hechos que determinaron el fallecimiento de Nisman.

"Hemos brindado tranquilidad a la comunidad y al pueblo argentino, porque la decisión de la presidente Cristina de Kirchner es garantizar el apoyo institucional del Estado para el esclarecimiento de este hecho. Hemos explicado algunas decisiones adoptadas en forma inmediata como las desclasificación de comunicaciones telefónicas y los agentes involucrados en las escuchas", añadió en conferencia de prensa.

Capitanich recordó que la fiscalía especial para la investigación del atentado contra la mutual judía tuvo durante la actual gestión de gobierno un incremento que va de un poco más de cuatro millones de pesos a más de 31 millones. "Se registró un aumento de siete veces en el presupuesto para garantizar el funcionamiento de la fiscalía", indicó.

El jefe de ministros puntualizó que el Poder Ejecutivo Nacional es respetuoso de la independencia del Poder Judicial y que es la fiscal a cargo debe propiciar la actuación correspondiente para la investigación del fallecimiento del fiscal Nisman.

"No es motivo ni siquiera de opinión del Ejecutivo respecto a las hipótesis que han generado la decisión de Nisman. Las instancias de investigación deben hacer lo que se hizo, evaluar el hecho, testigos oculares, identificación del arma y una multiplicidad de trámites", señaló.

"No es de ningún modo injerencia del Poder Ejecutivo, que ha brindado todo el apoyo a través de las fuerzas de seguridad. Lo que hemos puesto de manifiesto es que la investigación debe ser clara y eficiente respecto a la determinación de los hechos", agregó.

Capitanich rechazó las acusaciones formuladas por el fiscal Nisman contra la Presidente y destacó la voluntad política del Ejecutivo Nacional por establecer las responsabilidades correspondientes en el atentado a la AMIA.

"Lo que se advierte es que las expresiones y las supuestas pruebas eran inconsistentes. No hay duda de lo actuado por la presidenta Cristina Kirchner desde su compromiso activo ante estrados internacionales y lo que ha hecho para el esclarecimiento del hecho trágico", señaló.

Añadió que "no cabe duda de la vocación, de la voluntad política de la Presidente para el esclarecimiento de los hechos trágicos. No tienen ningún tipo de asidero pretender formular una interpretación capciosa".

Además, Capitanich dijo que el Gobierno posee el control de la Secretaría de Inteligencia (exSIDE), pero no de los "agentes desplazados", y que las acciones de éstos corresponden a conductas personales.

Dejá tu comentario