Fabián De Sousa: "Siempre tuve clara mi inocencia"

Política

"La finalidad no era cobrar impuestos, era quebrar a las empresas del Grupo Indalo. Querían quebrar a los medios que daban una visión de país distinto al que ellos querían mostrar", dijo el accionista del Grupo Indalo.

El empresario Fabián De Sousa, accionista del Grupo Indalo, habló en la última audiencia en el marco de la causa Oil Combustibles, de la que hoy se conocerá el veredicto, a las 17 horas. "Siempre tuve clara mi inocencia", remató.

Se espera que más tarde tanto De Sousa como su socio Cristóbal López, brinden una conferencia de prensa en un hotel del centro porteño.

"De un día para el otro me convirtieron en uno de los principales defraudadores de la argentina. Cada decisión que tomé fue acorde a la ley", dijo De Sousa, quien insistió que no existieron pruebas reales que justificaran la causa judicial.

Sobre la nota del diario La Nación que derivó en la causa, afirmó: "La nota no fue neutra para mi, para mi familia, para los trabajadores de mis empresas. Y tampoco fue neutra para los que la produjeron. Tuvieron una vocación de quebrarnos". "La persecución mediática fue atroz", lanzó.

De Sousa, sobre la causa Oil Combustibles: "Persiguieron a mi familia y a mis socios"

"Hubo gente en la AFIP que tuvo el rol de peinar todas y cada una de nuestras compañías en busca de si hubo delito. Y en base a falsedad pergeñaron una nota e iniciaron una operación de persecución más grande de la democracia moderna", aseguró.

Y agregó: "La finalidad no era cobrar impuestos, era quebrar a las empresas del Grupo Indalo. Querían quebrar a los medios que daban una visión de país distinto al que ellos querían mostrar".

De Sousa denunció persecución de parte del Estado durante el gobierno de Mauricio Macri, la AFIP conducida entonces por Alberto Abad, y las serias irregularidades que se produjeron a lo largo de toda la causa.

"Nos sugirieron que nos vayamos de las empresas, y tomamos la decisión de abandonar los directorios de las compañías. Nos dijeron que teníamos que abandonar nuestros activos. Nos obligaron", dijo De Sousa.

Además, expresó: "Salió una resolución por la cual, pese a que nosotros que siempre estuvimos a derecho, teníamos que ir presos. Tenernos presos facilitó la violación de nuestros derechos. Las causas por las cuales fuimos presos eran falsas".

"Cuando nos pusieron presos se nos violaron todos los derechos, se nos escuchaba. Cada vez que planteábamos una estrategia, siempre había un hecho que determinaba que nuestra estrategia. Claramente, los que nos escuchaban llevaban esa información a quienes tenían ese rol de persecución", remató.

De Sousa le apuntó al grupo de tareas que condujo Alberto Abad desde el organismo recaudador, a quienes acusó de actuar con fines políticos para quebrar al Grupo Indalo. “Todos los funcionarios que trajo la AFIP vinieron a mentirnos en la cara”, aseveró.

“Salimos de la cárcel, enfrentamos este proceso y seguimos pagando. Acordamos con más de 300 acreedores y le pagamos, incluida la AFIP. Siempre quisimos pagar, siempre pagamos”, garantizó el accionista del Grupo Indalo.

Sobre el final, De Sousa concluyó: “Sé que van a rechazar esta falsa y diabólica acusación. Y que vamos a poder volver a ser personas y empresarios normales. Si rechazan esta locura, se habrá hecho Justicia".

Dejá tu comentario