Fabián De Sousa: "Usaron estrategias para armar expedientes y persecución y ahí estuvo Ricardo Gil Lavedra"

Política

El empresario y accionista de Grupo Indalo se refirió a la persecución contra el grupo empresario y su familia, y apuntó contra el abogado de AFIP en la causa Oil Combustibles.

Fabián de Sousa, accionista del Grupo Indalo, se refirió a la persecución contra el grupo empresario y su familia, y apuntó contra Ricardo Gil Lavedra, quien fuera abogado de la AFIP en la causa Oil Combustibles.

"Usaron estrategias para armar expedientes y persecución y ahí estuvo Ricardo Gil Lavedra", dijo en declaraciones a Radio 10.

En la misma línea, afirmó que "Gil Lavedra aparecía en distintos medios diciendo locuras de nosotros haciéndonos quedar como si fuésemos el diablo".

"Entre diciembre de 2015 y marzo de 2016 entraron de manera ilegal 9700 veces a las bases de datos de las compañías del grupo. La AFIP nos denunció en marzo en el fuero penal y económico, cuando no quisieron los resultados que quería Macri se fueron a un contencioso administrativo y en este buscaron medidas de las que ellos querían", explicó

" Cuando no lo consiguieron ahí, se fueron a un penal federal. Esa fue una estrategia de dónde armar el expediente para poder llevar a cabo el proceso de persecución", remarcó De Sousa.

En diciembre, luego de 2 años y medio de juicio oral, la Justicia absolvió a los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa en el caso Oil Combustibles.

El Tribunal Oral Federal N° 3 consideró que no fueron responsables del delito de defraudación al Estado por el que habían sido denunciados por el Gobierno de Mauricio Macri a partir del otorgamiento de planes de pago por su deuda del Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) de la petrolera, la que finalmente fue empujada a la quiebra.

Así, hizo lugar a lo pedido por las defensas durante los alegatos y consideró que ninguno de los delitos por los cuales habían arribado al juicio iniciado el 13 de junio de 2019, levantando las medidas cautelares que pesaban sobre ellos y sus empresas y además cargando sobre la AFIP las costas por la acción civil que habían iniciado por iniciativa del abogado externo contratado por la gestión de Alberto Abad, Ricardo Gil Lavedra.

Dejá tu comentario