Cámara se acomoda a salida Bruglia-Bertuzzi

Política

Tras la decisión de Casación que ordenó que Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi vuelvan a sus tribunales de origen, los jueces que quedaron en la Cámara Federal Martín Irurzun y Mariano Llorens (únicos con acuerdo del Senado) aceptaron la desvinculación de sus ahora excolegas y reordenaron el seguimiento de las causas que tramitan en esa instancia.

Según la acordada firmada ayer por Irurzun y Llorens, aceptan que los dos jueces que habían sido trasladados irregularmente durante el macrismo a la Cámara ya no forman parte el cuerpo, y que ellos dos deben conformar la estructura de la Cámara.

En ese marco, los camaristas ya establecieron un nuevo “mecanismo” para resolver las causas que estaban en poder de los jueces, cuyas decisiones fueron válidas hasta la publicación de los decretos que los devuelven a sus cargos originales, y que ellos han cuestionado ante la Justicia. De esa forma establecieron que las autoridades de la Cámara para este año serán como presidente Martín Irurzun y como vicepresidente Mariano Llorens. En la Sala I estará a cargo Llorens y en la Sala II quedará Irurzun. Ahora, solo hay dos jueces correctamente designados de seis, en total.

En la decisión los jueces establecieron además que “debido a la actual composición del Tribunal resulta necesario, en lo que hace a la Sala I de esta Cámara, adecuar el procedimiento para los casos en los que corresponda la actuación unipersonal”, en tanto que “se mantiene dicho procedimiento para la Sala II del Tribunal, conforme viene desarrollándose hasta la actualidad”.

La decisión del propio Tribunal, clave porque revisa las causas de corrupción, obedece a que Bertuzzi y Bruglia, al igual que en el caso del juez Germán Castelli, fueron desplazados por decisión del Senado con mayoría oficialista.

Ahora, los magistrados apuestan a la decisión que pueda tomar la Corte Suprema de Justicia en función de los amparos que presentaron.

La Corte Suprema, a través de una convocatoria que hizo su presidente, Carlos Rozenkrantz, determinó que el próximo martes empezarán a abordar el tema aunque se desconoce si ese mismo día puede haber una decisión o no. La ausencia de mayorías impulsó a Rosenkrantz a convocar a yun acuerdo extraordinario que resuelva, primero, si aceptan el per saltum, más allá de si lo declaran a favor de los magistrados. El bloque de Juntos por el Cambio en Diputados ayer “exhortó” a la Corte a que resuelva respecto a los decretos del Poder Ejecutivo que formalizaron lo dispuesto por el Senado, algo de dificil concreción porque el caso judicial llegaría por la vía de recurso extraordinario y los supremos deben abocarse a los recursos presentados.

Anoche hubo una convocatoria cuyo origen no fue establecido pero que sí estuvo avalada por la oposición para manifestarse con velas frente al Palacio de Justicia y que contó con múltiples reclamos, basados en la supuesta remoción de los jueces que impulsaría Cristina de Kirchner. El revés para los tres jueces se ha dado en todas las instancias.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario