Oil Combustibles: Néstor Sosa será investigado

Política

Sosa había sido sobreseído en primera instancia por la juez María Servini, decisión que fue apelada tanto por el fiscal Guillermo Marijuan como por los querellantes Fabián De Sousa y Cristóbal López. Pero ahora la Cámara Federal determinó que no le cabe el sobreseimiento. 

El exsubdirector de Auditoría de la AFIP macrista, Néstor Sosa, seguirá siendo investigado en la causa Oil Combustibles. Está señalado como el responsable de haber armado las auditorias durante la gestión de Alberto Abad que derivaron en la denuncia penal que inició la causa.

Sosa había sido sobreseído en primera instancia por la juez María Servini, decisión que fue apelada tanto por el fiscal Guillermo Marijuan como por los querellantes Fabián De Sousa y Cristóbal López. Pero ahora la Cámara Federal determinó que no le cabe el sobreseimiento.

Servini consideró que Sosa ya había sido juzgado en otra causa que terminó en archivo. Con la firma de los jueces Martín Irurzun y Roberto Boico -se excusó Eduardo Farah- la Cámara Federal determinó que no existe un doble juzgamiento y que por tanto debe seguir siendo investigado.

La decisión se conoce luego de que ayer la Justicia comercial dispuso el fin de la quiebra de Oil Combustibles S.A, tras la obtención de la conformidad de sus acreedores, informó hoy el Grupo Indalo en un comunicado.

La firma que encabezan Cristóbal López y Fabián de Sousa destacó que con la decisión judicial el Grupo Indalo "recuperó" la empresa que caracteriza como "la nave insignia" del conglomerado empresarial y de la que, afirma, fueron "despojados de manera ilegal".

"La Justicia comercial dispuso la finalización de la quiebra de Oil Combustibles S.A., tras la obtención de la conformidad de sus acreedores", comienza el escrito.

"El Grupo Indalo comienza a partir de hoy un nuevo camino -sin olvidar todo lo que pasó-, con la convicción inquebrantable de haber apostado siempre al crecimiento sustentable de nuestras empresas, sus trabajadores, proveedores, clientes, y comunidades en las que desarrollamos nuestras actividades desde hace más de treinta años", señaló la empresa.

Con la decisión judicial, Oil Combustibles finaliza un largo proceso iniciado en marzo 2016, cuando -según detalla el comunicado- fue "forzada a presentarse en concurso preventivo por las maniobras ilegales del Gobierno" de Cambiemos, en un "intento manifiesto e innegable por destruir al Grupo Indalo".

La empresa acusó al gobierno de Macri de avanzar sobre el holding con el "objetivo de cooptar la libertad de expresión" de los medios de comunicación del Grupo, entre ellos el canal de noticias C5N, y de "quedarse" con sus empresas.

El holding timoneado por Cristóbal López y Fabián de Sousa apuntó que para fines de 2015 más de 20.000 trabajadores prestaban servicios en sus empresas, y que Oil Combustibles fue constituida en 2010 para la "adquisición de la Refinería San Lorenzo, en la provincia de Santa Fe, las instalaciones portuarias localizadas en un lugar estratégico en la Hidrovía del Paraná y una red de 340 estaciones de servicio y agros".

"Desde su creación y hasta fines del año 2015, Oil Combustibles desarrolló todas sus actividades operativas con absoluta normalidad", detallaron, para afirmar luego que "la historia de la compañía, como la del país, comenzó a cambiar con la asunción al gobierno de Mauricio Macri".

En ese sentido, sostuvo que "las amenazas a las que se vio sometido el Grupo Indalo comenzaron a volverse realidad en lo que su propio gobierno denomino ´'una guerra nuclear'".

Y detalló cómo el accionar del Gobierno de Cambiemos con la "colaboración de otros medios de comunicación" forzó al Grupo Indalo a presentar a Oil Combustibles en concurso preventivo.

"Ante las denuncias mediáticas, los proveedores de insumos críticos de la Refinería San Lorenzo eliminaron inmediatamente el crédito comercial, exigiendo el pago anticipado de productos, todo ello, por más de USD 200 millones mensuales", algo que, detalla, generó una menor participación de la empresa en el mercado "ya que los consumidores elegían otras bocas de expendio, reduciendo la venta y disminuyendo los ingresos. Así, varios operadores de la red de comercialización abandonaron a Oil Combustibles".

"Toda esta situación -continúa el documento- derivó en una profunda crisis y destrucción de valor del Grupo Indalo, cuyas empresas también fueron forzadas a presentar concursos preventivos, que en la actualidad ya han sido superados".

Por último, el comunicado señala: "Pasado este difícil proceso, estamos convencidos de que debemos seguir apostando por la República Argentina, como lo hicimos desde el principio. Por ello seguiremos invirtiendo en el país y en su gente. El camino no será fácil, pero contamos con la fortaleza y la perseverancia de quienes han pasado por enormes adversidades".

Dejá tu comentario