Diputados de Juntos por el Cambio impulsan un proyecto para autorizar el uso de pistolas Taser

Política

La iniciativa impulsada por el diputado radical Luis Petri y acompañada por otros 10 legisladores de la bancada opositora establece la obligatoriedad de contar con armas electrónicas no letales en todos los móviles policiales afectados a tareas de prevención y su disponibilidad en eventos, espectáculos o lugares de concurrencia masiva

Un grupo de diputados de Juntos por el Cambio presentó un proyecto de ley para autorizar y regular el uso de armas no letales como las pistolas Taser por parte de las fuerzas de seguridad.

La iniciativa impulsada por el diputado radical Luis Petri y acompañada por otros 10 legisladores de la bancada opositora apunta también a establecer en qué circunstancias pueden ser utilizadas estas armas.

El debate sobre la conveniencia o no de su uso resurgió tras el caso del músico Santiago "Chano" Moreno Charpentier, quien recibió un disparo de un efectivo policial, en medio de una crisis psiquiátrica por abuso de estupefacientes.

"De haber contado con las Taser, hoy no tendríamos que lamentar casos como los de Chano o el fallecimiento del policía Roldán. En diciembre del 2019, el actual Gobierno derogó el protocolo de uso de armas de fuego y no letales atando de manos y exponiendo a la policía", afirmó el diputado radical.

El legislador mendocino indicó que "tanto las Fuerzas Federales como las provinciales deben estar dotadas de pistolas Taser, capacitado el personal policial y establecidos los protocolos para su correcto funcionamiento", al tiempo que subrayó que "no hay excusas para que ello no suceda".

"Nuestra iniciativa recepta la buena reglamentación dictada por el Poder Ejecutivo en el año 2019, pero además dispone, a fin de eliminar cualquier tipo de controversia respecto de las mismas, que sólo deberán utilizarse en situaciones en que hubiera estado justificado el empleo de una fuerza mayor o letal y siempre que no produjere un daño excesivamente superior al que se quiere hacer cesar", explicó.

El proyecto fue acompañado por los diputados Alfredo Cornejo, Waldo Wolff, Fernando Iglesias, Carla Piccolomini, Omar de Marchi, Álvaro de Lamadrid, Julio Sahad, Pablo Torello, Adriana Ruarte y Francisco Sánchez.

El proyecto “impone al Ministerio de Seguridad el deber de elaborar un informe anual, con la evaluación y el seguimiento respecto del uso de armas no letales por parte de las Fuerzas Policiales y de Seguridad Nacional, el que deberá ser remitido a las Comisiones de Seguridad Interior de ambas Cámaras Legislativas del Congreso de la Nación con las recomendaciones respecto a las posibles modificación del marco normativo”.

Por último, establece la obligatoriedad de contar con armas electrónicas no letales en todos los móviles policiales afectados a tareas de prevención y su disponibilidad en eventos, espectáculos o lugares de concurrencia masiva de público donde el uso del arma de fuego pueda suponer un riesgo a la vida de terceros.

“Es imprescindible aprobar dicha normativa para tener que dejar de lamentar hechos graves, sea por la utilización de armas de fuego o desistir del uso de la misma, dotando al personal de las fuerzas de seguridad de una alternativa intermedia que, de manera proporcional y racional, sea idónea para repeler una agresión, defender la vida de terceros o evitar la comisión de un delito”, concluyó Petri.

Dejá tu comentario