Oficial: reforma judicial crea "megafuero" y activa comité de expertos

Política

Como adelantó Ámbito, fusión de Comodoro Py y Penal Económico: habrá 23 nuevos jueces (al principio subrogantes); Justicia "ordinaria", traspasada a la CABA. Al final, incorporan unificar Contencioso y Civil y Comercial.

El proyecto de reforma judicial que el presidente Alberto Fernández presentó ayer propone la creación del fuero Federal Penal, con 23 nuevos tribunales, entre otros puntos, clave que habían sido adelantados por Ámbito. La iniciativa comenzará a ser debatida por el Senado para pasar luego a la Cámara de Diputados, y en ambos casos se espera un intenso debate.

Como adelantó este diario, los puntos principales del proyecto se apoyan en la creación de un “megafuero”: la Justicia Federal Penal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires propone la fusión los fueros Criminal y Correccional Federal (Comodoro Py) y el fuero Penal Económico. A su vez, se desdoblarán cada una de sus dos secretarías para actuar en espejo con los nuevos juzgados (23) que se sumarían, al asumir cada uno el manejo de una sola secretaría. Como adelantó Ámbito, eso implica también que se integren las dos salas de penal económico a las dos salas existentes en Comodoro Py, a lo que se sumarían los cuatro tribunales orales de juicio. Resaltado como relevante por la exposición del Presidente, ningún juez que tramite expedientes actuales perderá el manejo de las causas a su cargo, una de las objeciones que plantea la oposición antes de que se conozca el texto de la reforma.

Entre los anuncios oficiales se cuenta adecuar la labor de los juzgados a la puesta en marcha del sistema acusatorio que estableció el nuevo Código Procesal Penal Federal, lo que derivará en que las investigaciones estén a cargo de los fiscales, como en la mayor parte de las jurisdicciones del país. Cambiemos había suspendido su aplicación y luego había aplicado un cronograma que comenzaba por el norte y el sur para su paulatino acercamiento a la Capital Federal. Ahora, el proyecto se propone avanzar en ese plano, lo que va a requerir la creación de nuevos cargos en fiscalías y defensorías que acompañen su puesta a punto.

Uno de los puntos relevantes es que -ante la creación de nuevos juzgados y el trámite de los concursos en el Consejo de la Magistratura es que prevé un sistema de subrogancias para la designación transitoria de los jueces que comenzarán a trabajar en el nuevo fuero Federal Penal, con el fin de que empiece a funcionar cuanto antes. Esas subrogancias estarán a cargo de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional (que hoy es superior de la Justicia “ordinaria”), el Consejo de la Magistratura y el Senado, que deberán dar su acuerdo para quienes resulten subrogantes. Es muy probable que esta ingeniería busque dejar fuera de juego a Comodoro Py en la elección de los sustitutos y que varios de quienes logren migrar por esta vía sean actuales jueces de la Capital Federal que dejarán así esos juzgados de “transición” o “residuales”, uno de los temas que va a implicar la mayor discusión por la resistencia de jueces a pasar a la órbita porteña y el rechazo que genera esto en los gremios judiciales.

Por eso, el proyecto propone además transferir a la Ciudad de Buenos Aires la competencia completa para investigar y juzgar la totalidad de los delitos penales no federales cometidos en su territorio. El tercer capítulo del proyecto de ley (que todavía no fue ingresado pero que lo hará en las próximas horas) es avanzar con la unificación plena de la materia Civil y Comercial Federal con la que es propia del Contencioso Administrativo. Pese a ser uno de los capítulos anunciados, esta fusión fue incluida a último momento en el proyecto de ley, algo que sorprendió a algunos camaristas que tenían entendido que se dejaría este punto para una segunda etapa. Es uno de los cambios más relevantes desde el punto de vista de la materia que tratan. El Contencioso es el denominado fuero de la “gobernabilidad” por su relevancia respecto a dar luz verde o no a decisiones emanadas de los tres poderes del Estado.

Por último, se propuso retomar una de las iniciativas que integraban el paquete del macrismo incluido en el Programa Justicia 2020 en el que se apunta a un fortalecimiento de la Justicia Federal en el interior del país, en base a un proyecto presentado durante el gobierno anterior por senadores del PRO que dividía la faceta penal de los juzgados multifuero en las cabeceras provinciales. Se argumentó que esto iba a permitir un mayor despliegue en la lucha contra el narcotráfico.

“Lo que estamos proponiendo no es otra cosa que consolidar una Justicia independiente”, dijo Fernández y agregó que se buscará “organizar mejor la Justicia Federal y, en particular, superar la crisis que claramente afecta la credibilidad y el buen funcionamiento de la justicia federal con competencia penal”. Además sostuvo que “se hizo uso de doctrinas que fueron utilizadas para convertir al encarcelamiento preventivo en un sistema de penas anticipadas” y a continuación lanzó: “De esa manera, el principio de inocencia y de defensa en juicio fueron repetidamente vulnerados”.

El anuncio fue presenciado por la vicepresidenta de la Corte, Elena Highton de Nolasco, la única jueza suprema que aceptó el convite entre los integrantes del máximo Tribunal. Allí estaban presentes los 11 notables que integrarán el Comité de expertos que analizarán una eventual ampliación de la Corte, el Consejo de la Magistratura y el funcionamiento del Ministerio Público Fiscal. Todos en el Salón Blanco, con barbijo y distanciamiento social.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario