Alberto mueve el péndulo peronista y abraza a Kicillof con su gabinete

Política

Visitó la planta de Volkswagen en Pacheco acompañado por Kicllof, Kulfas y Zamora, intendente local. Por la tarde, Cafiero y ministros nacionales se reunieron con el gobernador en La Plata.

Alberto Fernández movió ayer el péndulo peronista de la provincia de Buenos Aires en una doble jornada dedicada a Axel Kicillof. Para compensar la foto del viernes pasado junto a Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli en Olivos, el gobernador acompañó al Presidente a la reapertura de una planta automotriz en Tigre luego de que el Gobierno nacional autorizara nuevas actividades económicas en el AMBA en los municipios de La Matanza, San Martín, Tres de Febrero, Pilar, Quilmes y Zárate. Por la tarde, Santiago Cafiero se trasladó hasta La Plata con cuatro ministros nacionales para encabezar una reunión junto a Kicillof con foco en los barrios de emergencia como puntos críticos de contagios.

Kicillof, junto a los intendentes del conurbano, encabeza el ala crítica de Frente de Todos ante la apertura comercial dispuesta por Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, a través de una decisión administrativa de la Jefatura de Gabinete de la Nación, publicada ayer en el Boletín Oficial, la Casa Rosada precisó las industrias que están exceptuadas de cumplir con la cuarentena y podrán volver a trabajar en 6 municipios del conurbano.

Tras la reunión en La Plata con Cafiero, Máximo Kirchner y los ministros del Interior, Wado de Pedro; de Salud, Ginés González García, de Seguridad, Sabrina Frederic, y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, el gobernador de Buenos Aires advirtió que “buscamos que una llamita no se convierta en una fogata”, Kicillof señaló que el objetivo de la reunión fue “coordinar aún más el trabajo que se viene haciendo entre todos los niveles de gobierno, para reforzar la presencia de los comités de emergencia en los barrios de la provincia”. “Es muy difícil pensar en flexibilizar cuando estamos ante un crecimiento de casos”, enfatizó el mandatario bonaerense en un comunicado.

El gobernador estuvo acompañado por el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco; la ministra de Gobierno, Teresa García; el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia, Andrés Larroque; de Salud, Daniel Gollán; y la vicegobernadora Verónica Magario.

Como reveló Ámbito, la Casa Rosada realizó una discreta mediación entre la Provincia y la Ciudad para aplacar las críticas que intendentes del PJ del conurbano elevaron a Kicillof a partir de la flexibilización de la cuarentena en la Capital Federal.

Los jefes comunales le transmitieron al gobernador su temor por el aumento de movimiento poblacional en el conurbano de personas que viajan a trabajar a comercios porteños con el riesgo de contagiarse y retornar con el virus a la provincia de Buenos Aires.

Por eso desde el lunes, el Gobierno nacional reforzó los controles en los accesos a las estaciones de tren interjurisdiccionales, es decir las cabeceras que ingresan desde provincia a la Capital Federal, con mayor presencia de Policía Federal, bonaerense y de la Ciudad con el objetivo de verificar que sólo ingresen trabajadores de rubros esenciales o exceptuados.

Resultados

Ayer en Tigre, junto a Kicillof y al intendente local Julio Zamora, el Presidente advirtió ayer que la “normalidad no existe más” en la vida cotidiana de los argentinos, debido a los efectos de la pandemia del coronavirus, llamó a “no dudar de lo hecho” e invitó, en esa dirección, a “mirar los resultados” comparativos con otros países. Fernández reafirmó que “se está ante un escenario desconocido” y dijo que “la normalidad que conocimos no existe más, va a haber otra normalidad, hasta que la vacuna aparezca y este mal momento se supere”.

Alberto defendió el aislamiento social y obligatorio y dijo que continuará con esa medida “privilegiando la vida de la gente y la salud”. “Es eso lo que hemos hecho y es eso lo que vamos a seguir haciendo, no porque como algún tonto repite nos enamoramos de la cuarentena, vamos a seguir haciendo eso porque está visto que es lo que debemos hacer. Nos preocupa el cuidado de la gente tanto como la productividad y desarrollo de la economía argentina”, aseveró.

“Es un honor haber recibido en Tigre al presidente Alberto Fernandez y al gobernador Axel Kicillof, en el día de la reanudación administrada de actividades de Volkswagen. Recorrimos la empresa para monitorear el cumplimiento de los protocolos sanitarios. La reapertura de la industria automotriz, en un marco concreto del Gobierno provincial que establece el cuidado de la salud y vida de los y las bonaerenses, nos permitirá comenzar el camino de la producción”, destacó Zamora.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario