La mitad de lo ganado, perdido

Política

La discusión, que sólo podrá ser resuelta entre hoy y la rueda del próximo lunes, pasó por si la baja fue un «pull back», esa especie de rebote en sentido inverso, que muchas veces, parecen experimentar los precios luego de movimientos de grandes subas, o si la suba de la rueda anterior únicamente fue un espejismo por el cual muchos debieron ajustar a cualquier precio sus carteras, y que no cambió lo que está por venir. Mirando nada más los índices, se podría pensar que lo acertado es la primera de estas dos opciones, ya que la merma de 1,03% experimentada por el Dow al cerrar en 10.037,42 puntos, no es nada llamativo, y la caída de 2,7% del NASDAQ tampoco. Si bien es cierto que algunos de los grandes ganadores de la jornada previa estuvieron entre los que encabezaron la lista de perdedores, por ejemplo el grupo de las empresas biotecnológicas, también lo es que entre los que más subieron estuvieron las empresas tabacaleras, alimenticias, productos de consumo masivo, y en general todo lo que normalmente se define como «papeles defensivos».

Una excepción fueron las grandes tiendas minoristas que registraron una caída de sus ventas. De alguna manera esto no hizo sino convencer más a quienes habían definido la jornada del miércoles como una en la que la cobertura de posiciones en descubierto, había sido el real motivo de la suba. Si bien se quiso interpretar la baja en el volumen como algo también positivo, esto pareció estar vinculado más que nada con la nueva aparición de ántrax en el correo y el recrudecimiento de la crisis en Medio Oriente que con cuestiones propias del mercado. Hoy, a primera hora, se conocerán los datos de la inflación mayorista, que seguramente determinarán por lo menos el sentido del arranque para el mercado.

Dejá tu comentario