Lavagna ya acecha a Macri y llama a unidad opositora

Política

Tras ignorar durante meses a Mauricio Macri y a Elisa Carrió, las elecciones de Capital Federal y de Tierra del Fuego parecen haber espabilado a Roberto Lavagna, quien ayer sorprendió al convocar a «un diálogo ciudadano amplio, que incluya a los ciudadanos-dirigentes» para armar un frente opositor unido, similar al surgido en la provincia de Misiones a través del obispo emérito de Puerto Iguazú, Joaquín Piña.

A través de un video publicado en la página de Internet YouTube, Lavagna dijo que de ese diálogo debe surgir un esquema de gobierno que reemplace al actual, donde conviven «lentitud en resolver la pobreza, clientelismo político en mano de punteros y crecientes dosis de autoritarismo»; por otro, basado en la «búsqueda del bienestar, ciudadanía plena y democracia». «Hoy el pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y el de Tierra del Fuego, al elegir a Mauricio Macri y a Fabiana Ríos, están continuando la lección que se inició hace 8 meses en Misiones, cuando los ciudadanos le dijeron no a la arbitrariedad y basta de clientelismo al gobierno nacional.

El gobierno está siendo derrotado en elecciones provinciales en todo el país. Sucedió como dijimos en Misiones, también en Neuquén, en la Ciudad de Buenos Aires, en Tierra del Fuego, y el Frente para la Victoria, el partido del gobierno, no ha podido triunfar en las elecciones de Catamarca, ni en las de Corrientes y tampoco en Río Negro», advirtió el candidato de la coalición Una Nación Avanzada (UNA).

El domingo, el principal referente de la juventud lavagnista, Fernando Gril, esperó que se pusiera el sol en La Boca antes de bajar del auto que lo depositó en la esquina de Pinzón y Pedro de Mendoza, a cien metros del búnker donde festejaba Mauricio Macri. Aunque Lavagna se esforzó por minimizar el triunfo del PRO, y circunscribirlo sólo al límite de la Capital Federal, varios de sus laderos rindieron ayer tributo al nuevo jefe de Gobierno electo.

Gril, quien militó en el macrismo en 2003 junto a Santiago De Estrada, se acercó hasta el búnker del PRO para saludar a los ganadores. También hubo referentes del MID, uno de los partidos que integran la coalición lavagnista, como el puertista Humberto Schiavoni -ex presidentede la juventud de esa agrupación, actualmente enrolado en el PJ- y Baltazar Jaramillo, quien ocupa el puesto número 26 en la lista de legisladores porteños. Los estrategas del ex ministro de Economía de Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde confían en que el ala peronista del PRO, liderada por el filolavagnista Cristian Ritondo, haga fuerza para que el presidente de Boca Jrs. demore en consagrar a López Murphy como su candidato a presidente. Creen que el ingeniero dilatará lo más posible ese anuncio y que en ese tiempo ellos tendrán margen de negociación a través de sus jefes parlamentarios como Jorge Sarghini y Eduardo Camaño.

Gril ya había estado en el búnker macrista el 3 de junio. «Vengo a título personal. A saludar a amigos que tengo en este espacio», fue la justificación del joven lavagnista, uno de los más fervientes defensores de la postulación del economista, a principio de mes. Los contactos del jefe de Generación Democrática, agrupación que nuclea al sub-30 lavagnista, dentro de PRO, son el legislador porteño Marcos Peña, Gabriel Michetti y los peronistas disidentes Ritondo y Daniel Amoroso.

Apenas pasaron seis meses desde que Lavagna desairó a Macri cuando el jefe del PRO lo convocó a una mesa multipartidaria para intentar delinear políticas de Estado en vistas a la elección presidencial del 28 de octubre.

Fue en diciembre, antes de Navidad, cuando el líder de la concertación Una Nación Avanzada (UNA) se negó a hablar con Macri por considerarlo un político casi amateur sin la capacidad para debatir con él en pie de igualdad. Hoy el escenario es otro: Macri, triunfal, emerge como el líder natural de la oposición mientras Lavagna, estancado, sale a coquetear nuevamente con el diputado empresario.

  • Perspectiva

    «Ahora que viajo y recorro el país, tengo una perspectiva menos dramática de lo que pasa en Capital Federal. Igual creo que la victoria de Macri es importante, pero la inscribo en un fenómeno que empezó con Misiones», fue el análisis del ex ministro, quien intentó minimizar la triunfante imagen de Macri.

    El ex ministro de Economía intentó así desinflar la victoria de Macri al sostener ayer que los comicios que se realizan en la Ciudad de Buenos Aires son locales y rechazó que signifiquen una tendencia orientadora hacia las elecciones nacionales de octubre. «Las elecciones locales son locales. No saco de ahí ninguna conclusión hacia las elecciones nacionales», sostuvo Lavagna al concurrir a emitir su voto en la escuela 21 Cornelio Saavedra, a pocos metros de su domicilio.
  • Dejá tu comentario