Macri culpó a gobierno de frenar la gestión porteña

Política

Mauricio Macri no sólo insistió ayer en su reclamo al gobierno de Cristina de Kirchner para que le dé solución a la crisis con el campo, sino que sinceró el estado financiero de la Ciudad que, asegura, se ve afectada por la situación.

A la administración macrista le resulta difícil colocar un bono, cuya autorización le dio la Legislatura no bien Macri asumió al frente de la Capital Federal, para financiar obras de reparación de escuelas y hospitales por $ 1.600 millones.

El jefe porteño consideró ayer que el conflicto entre el gobierno nacional y el campo está perjudicando su gestión, al no conseguir financiamiento. «Tenemos un plan de inversión, la mitad en base a un bono que coloca la Ciudad en el mundo. Los bancos nos dijeron hace 45 días que los mercados, con este conflicto, para la Argentina se cerraron. Se nos para nuestro plan de inversión», se quejó Macri, que a la vez viene solicitando otros endeudamientos a la Legislatura local.

  • Embestida

    Otra vez, ayer por la mañana, el mandatario de la Ciudad de Buenos Aires embistió contra Cristina de Kirchner en relación con los reclamos del sector agropecuario que, la fuerza política de Macri, el PRO, viene apoyando desde el inicio de la protesta.

    «Es un conflicto mayúsculoporque está parando al país. Si continúa el conflicto, perdemos todos», explicó Macri ante los micrófonos radiales.

    «Esta recuperación económica alcanzó a una parte de la sociedad. La otra parte todavía ni se enteró: sigue en la pobreza, o desempleada, y necesita que la Argentina crezca mucho más», dijo y remató: «Estamos todos los argentinos mirando de afuera este conflicto, muy preocupados, el país se está parando, y a la vez estamos hartos, porque no puede ser que un conflicto dure setenta y pico de días».

    «Los que miramos de afuera no lo vemos como 'a ver quién gana y quién pierde'. Con claridad, como generalmente pasa, vemos que perdemos todos. La Argentina está frente a una oportunidad histórica, única; no tenemos techo para nuestras exportaciones, todo lo que producimos vale en el mundo y lo quieren comprar. Nuestro único techo es la falta de organización, la falta de caminos, la falta de energía, la falta de puertos», se quejó Macri.

    «No da para más este conflicto. Le pedí al gobierno que por favor se siente, lo resuelva. Todos queremos que le vaya bien al gobierno, los que lo votaron y los que no lo votamos, pero todos, aun aquellos que no lo votamos, le asignamos una responsabilidad», amplió el jefe de Gobierno y sostuvo: «Ellos tienen la obligación de resolver este conflicto, y no pueden seguir sosteniéndolo en el tiempo a costa de perder esta oportunidad. Es una tensión innecesaria. Toda la región aprovecha este momento único, menos la Argentina, que discute para no exportar más leche, más carne, más trigo, más soja. Es una locura, es inentendible».
  • Dejá tu comentario