27 de marzo 2008 - 00:00

Macri negó que estuviera detrás de los cacerolazos

Macri negó que estuviera detrás de los cacerolazos
El jefe de Gobierno porteño salió ayer a la mañana más fuerte contra Cristina Fernández de Kirchner y avaló los reclamos del campo, pero aseguró que no tuvo participación en la protesta que, el martes por la noche, se desplegó en la Capital Federal.

Mauricio Macri negó haber convocado al cacerolazo contra el gobierno nacional y volvió a pedirle a la Presidente «un gesto de grandeza» que le permita retroceder en el aumento a las retenciones a las exportaciones.

«Retroceder no es un signo de debilidad, sino de fortaleza», explicó Macri ante las radios y embistió contra los piqueteros que fueron el martes a confrontar con los manifestantes al centro porteño.

Macri calificó a los piqueteros y a Luis D'Elía, quien encabezó una de las marchas en defensa del gobierno, de « actores de patoterismo».

El jefe porteño insistió con que se debe «retomar el diálogo, el respeto como algo no negociable» y sostuvo que «lo más grave es que llegamos a un punto donde la dirigencia está perdiendo el vínculo con una parte importante de la sociedad».

«En ese lugar ya estuvimos hace algunos años y no sacamos nada bueno. Le pido a la Presidente que tenga un primer gesto ella, que tenga un gesto de grandeza», reclamó Macri.

  • Peligro

    Por otra parte, sostuvo que «no veo una salida buena para el país».

    «No fue un discurso feliz», consideró Macri, el de Cristina cuando calificó a los productorescomo «piqueteros de la abundancia».

    «Se podría haber retomado el diálogo y lo único que hizo fue radicalizar posiciones. No me parece que haya sido bien asesorada en este punto», evaluó Macri y además señaló que se debe « entender que al lado de ese chacarero que no tiene una situación tan holgada como el gobierno piensa, la mayoría son pequeñas pymes».

    «La imagen de ayer de D'Elía trompeándose con otra persona son imágenes de la locura», dijo Macri y negó otra vez haber convocado al cacerolazo a favor del campo porque «lo último que hay que hacer es convocar a radicalizar posiciones».

    Sin embargo, el jefe de Gobiernole dio trascendencia a la protesta de los productores rurales que dijo no era de «una minoría».

    «Ayer lo hemos visto, fue espontáneo en todo el país. Estamos hablando de millones de personas. Nosotros no hemos convocado a nadie, tenemos una posición muy prudente en todo esto», aseguró el líder del PRO.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar