Moyano, herido por Uruguay, se violenta contra las papeleras

Política

Hugo Moyano, en su rol de titular de la CGT, se enfureció contra la central obrera uruguaya PIT-CNT, y radicalizó su posición contra las papeleras de Fray Bentos. El camionero, al enterarse que los gremios del país vecino eligieron a la CTA como su interlocutor argentino válido para tratar el conflicto por las pasteras, llamó de urgencia a los manifestantes de Gualeguaychú para comenzar a diseñar un plan de lucha a su estilo en contra de la radicación de Botnia. Los entrerrianos volvieron así ayer a la central cegetista de Ayacucho en Buenos Aires, y escucharon a un Moyano mucho más comprometido con la causa que el que les había hablado hace dos semanas en el mismo lugar.

La promesa del camionero fue al finalizar el encuentro del mediodía de ayer que acompañará «más que nunca» el reclamo entrerriano, afirmando además que «la única salida» al conflicto argentino-uruguayo por la instalación de las pasteras en Fray Bentos «es la relocalización de Botnia». Con esto, adoptó el mensaje de Gualeguaychú, algo que no había asumido en la reunión anterior, cuando simplemente prometió un plan de diálogo con la PITCNT uruguaya, con la que aseguró que tenía un muy buen diálogo.

El secretario de Política Laboral y Medio Ambiente de la central obrera, Abel Frutos, fue el encargado de reafirmar el respaldo cegetista a los ambientalistas tras el encuentro de ayer. A través de un comunicado, el dirigente panadero manifestó que la mesa de diálogo estuvo centrada en «cumplir una ronda de reuniones periódicas» fijadas entre ambas partes «para analizar el conflicto». De la misma manera, reveló que los sindicalistas comenzaron a «analizar las exposiciones que los asambleístas de Gualeguaychú darán dentro de la CGT» en 2007.

Aunque no dio a conocer los puntos específicos tratados, Frutos dijo que la conversación fue provechosa, y adelantó que en los próximos días se darán a conocer las acciones concretas de apoyo de la CGT a los asambleístas. No se descarta que hacia delante, los gremialistas de la central, especialmente los experimentados camioneros, acompañen a los manifestantes en sus cortes de puentes, haciéndolos prácticamenteinfranqueables durante todo el año. Además, está más que acordado que los camioneros dejarán ya de molestar a los manifestantes que cortan el puente de Colón, quienes habían tenido algunos problemas serios con varios afiliados al sindicato de Moyano, que querían cruzar la frontera para entregar mercadería en Uruguay utilizando ese paso.

  • Tema central

    Según Frutos, la nueva atención que les dará la CGT a los manifestantes, se convertirá en «un tema central» en la agenda sindical porque «va a marcar un precedente en el accionar y la contribución que podemos hacer como movimiento obrero en un tema delicado».

    El segundo encuentro entre los líderes sindicales y los asambleístas de Entre Ríos en lo que va del año tuvo lugar ayer por la mañana en la sede de la central obrera. En la anterior reunión Moyano se comprometió a reunirse con sus pares de la PIT-CNT, la central obrera uruguaya para conversar sobre el tema. Sin embargo, el titular de la PIT-CNT, Juan Castillo, aclaró que «no hubo ningún contacto» entre la CGT y la central que representa, y admitió conocer la posición de los sindicalistas argentinos a través de declaraciones periodísticas. Además, Castillo llamó personalmente a la dirección de la CTA que dirige el maestro Hugo Yasky, quienes se encontraron el lunes en Montevideo y programaron otra reunión para marzo en Buenos Aires.

    Según el análisis moyanista, o al menos lo que quiere que se entienda luego del encuentro entre la PIT-CNT y la CTA, es que esta última agrupación avala la posición de los gremialistas uruguayos que defienden la radicación de Botnia y que, en todo caso, buscan reivindicaciones salariales importantes y condiciones de trabajo y salubridad del primer mundo. A lo que apunta ahora Moyano es a convertirse en el principal apoyo político y logístico de los manifestantes de Entre Ríos en contra de las papeleras, radicalizando al máximo su posición en contra de Uruguay.

    Ayer también el oriental Castillo contestó contra esta posición: «En Gualeguaychú parece que no han notado que cada vez que avanzan con una nueva acción, fortalecen más a la multinacional Botnia».
  • Dejá tu comentario