Oficialismo redobla la apuesta y blinda el DNU de pandemia

Política

Diputados y senadores del Frente de Todos repetirán hoy la estrategia de blindar el flamante Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) con el que elpresidente Alberto Fernández gatilló mayores restricciones para “combatir” la segunda ola de coronavirus.

El movimiento se da a horas de la resolución de la Corte Suprema de Justicia a favor de la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires para determinar la presencialidad de las clases, y el intento previo del Gobierno de desactivarlas a través del DNU 241-2021, que venció el 30 de abril pasado. Fue esa norma la que motivó la puja en Tribunales.

La reunión en el Congreso, que realizará desde las 9.30 la comisión bicameral de Trámite Legislativo -la comanda el camporista Marcos Cleri- recibió un pedido de suspensión en las últimas horas a través del diputado Pablo Tonelli (PRO) y de su compañero de bancada y vicepresidente de la Cámara baja, Omar De Marchi. Según los legisladores, Cleri avanzó con la convocatoria sin tener en cuenta que el protocolo de Diputados se venció el 30 de abril pasado. Cristina de Kirchner ya lo prorrogó en el Senado -como informó anteayer Ámbito-, aunque la decisión de la titular de la Cámara alta se debe refrendar en el recinto.

Allí, el Frente de Todos cuenta con cómoda mayoría y no tendrá problemas. Distinto es el panorama en la Cámara baja, donde el kirchnerismo tiene una leve mayoría si responden sus usuales aliados, como el mendocino José Luis Ramón, los lavagnistas y peronistas cordobeses, entre otros, y con una agenda al límite y con cuestiones sensibles -PASO, biocombustibles- que el propio Gobierno no puede resolver.

Tonelli y De Marchi le recordaron a Cleri: “Una vez que Usted asumió la presidencia de la comisión, se aplica supletoriamente el reglamento de la Cámara de Diputados”. Además, señalaron que “las reuniones deben ser presenciales, siendo inválida una reunión remota en ausencia del protocolo vigente”. Es decir, el oficialismo tendría que ir en contra de la virtualidad que fomenta el Gobierno y Cristina de Kirchner para apostar a la presencialidad y avanzar con un despacho.

Créditos UVA

La comisión de Economía Nacional del Senado debatió ayer un puñado de proyectos para renegociar contratos para créditos hipotecarios UVA. Una iniciativa es empujada por Julio Cobos, quien advirtió que el sistema ya lleva “cinco congelamientos, dos en la gestión anterior y tres durante la gestión de Alberto Fernández, pero aún no aparece la solución porque los congelamientos solo acumulan el problema ya que no suspenden las actualizaciones”.

Para el legislador radical, la solución es “renegociar los contratos tomando como fecha la del primer congelamiento, ver qué capital queda y de ahí en más actualizar ese capital de otra forma, para que la cuota no supere el coeficiente de variación salarial”. También solicitó “bajar las tasas de interés y que no superen el 5%”, entre otras cuestiones.

Queja por Ganancias

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) manifestó en las últimas horas que la ley sobre el impuesto a las Ganancias en empresas que impulsa el Gobierno “desalentará la inversión, ya que la utilidad neta que pueda arrojar un proyecto se verá reducida por el incremento del impuesto”.

La CAC también aseveró: “Esta situación, combinada con el alto costo de capital vigente para la Argentina, determinará que muy pocos proyectos generarán un grado de rentabilidad tal que favorezca su concreción en ausencia de subsidios o beneficios fiscales”. El texto fue dictaminado la semana pasada en la comisión de Presupuesto de Diputados que preside el ultra kirchnerista Carlos Heller.

Dejá tu comentario