Papeleras: mediador ya ni viene; cita en Nueva York

Política

El próximo capítulo diplomático del conflicto entre la Argentina y Uruguay por la instalación de la pastera de Botnia en Fray Bentos ya tiene fecha y lugar: será entre el martes 29 y el miércoles 30 de mayo en Nueva York, con lo que nuevamente los negociadores de los dos países tendrán que irse muy lejos del Río de la Plata para intentar acercar posiciones y sondear alguna solución para las diferencias entre los dos países latinoamericanos. Anteriormente hubo dos sedes donde las partes pudieron encontrarse y decirse lo que piensan; la ciudad holandesa de La Haya, donde reside la Corte Internacional que lleva el caso por la potencial contaminación de la papelera finlandesa, y Madrid, donde comenzó la gestión del rey Juan Carlos.

En Madrid, las partes no llegaron a acordar ningún tipo de salida al conflicto por la radicación de la pastera, pero se comprometieron ante el rey a programar una reunión en otro tercer país para empezar oficialmente a sondear algún tipo de solución. Con este motivo será que las partes se encontrarán en la ciudad norteamericana, elegida porque allí reside y trabaja el representante diplomático de España ante las Naciones Unidas, José Antonio Yáñez Barnuevo, la persona designada por Juan Carlos de Borbón para intentar acercar las partes.

Según explicó el funcionario español, ya no podría continuar con su tarea viajando por el Río de la Plata como hizo a principios de año; y por eso, si se querían continuar con sus buenos oficios, los funcionarios argentinos y uruguayos debían viajar hacia Estados Unidos.

  • Escenario

    Aún no está resuelto el lugar formal donde se concretarían las reuniones, pero se especulaba con que se podrían utilizar las oficinas de Barnuevo, o de alguno de los dos países en conflicto, dentro de la sede de las Naciones Unidas; lugar especialmente diseñado para que las negociaciones por conflictos internacionales tengan cierta contención.

    Una clave del encuentro de Nueva York, es que no viajarán los funcionarios que encabezaron las delegaciones que se encontraron en Madrid con el rey Juan Carlos y Barnuevo. Así, no viajarán a Estados Unidos ni el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, ni el canciller, Jorge Taiana, por la Argentina, ni el secretario de Gobierno, Gonzalo Fernández, ni el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Reynaldo Gargano, por el gobierno de Tabaré Vázquez. Fuentes de los dos países aseguraban ayer a este diario que el hecho que no estén presentes estos representantes es positivo, ya que posibilitarán que sólo se hable de cuestiones técnicas y puntuales vinculadas a la radicación de la pastera de Botnia.

    Así, la delegación argentina estará encabezada por la consejera legal de la Cancillería, Susana Ruiz Cerutti, la funcionaria que además es la responsable de comandar la presentación nacional ante el tribunal de La Haya; donde el país es querellante.

    Además volaría a Nueva York algún técnico designado por la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti. En tanto, por Uruguay irá el director general de la Cancillería, José Luis Cancela; el ex decano de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales de ese país, Alberto Pérez; la directora de Medio Ambiente, Alicia Torres; y los técnicos Cyro Croche y Eugenio Lorenzo.

    A partir de esta semana, la Cancillería argentina comenzará a analizar el contenido de la presentación y los reclamosque se llevarán hasta Nueva York y siguiendo mandato de la Declaración de Madrid, presentada el 20 de abril, la agenda estará ordenada en cuatro capítulos: la localización de la planta de Botnia, los cortes de ruta de Entre Ríos, la aplicación del Estatuto del Río Uruguay y la protección ambiental conjunta en la zona en conflicto.

  • Posiciones

    Los dos primeros capítulos a discutir reconocen las posiciones de máxima de los dos países: la relocalización de Botnia fuera de Fray Bentos y el levantamiento de los cortes de los manifestantes entrerrianos. Saben las partes que ninguna de las dos posiciones será reconocida por la otra parte, pero lo que se buscará en Nueva York es algún tipo de acercamiento. Igualmente las proposiciones originales fueron suavizadas en Madrid, ya que en la capital española no se habló de « relocalización» sino de « localización»; como tampoco se mencionó el «bloqueo» argentino,sino los «cortes» entrerrianos.

    Fuentes del gobierno de Vázquez dicen que desde la Argentina se debería reconocer este último punto, ya que la posición primaria era la de no negociar mientras sigan los cortes en los puentes internacionales, cosa que no ocurrió luego del encuentro madrileño.

    Mientras tanto, la construcción de Botnia marcha firme y sin contratiempos. Según el cronograma de la pastera finlandesa, para la última semana de agosto estaría ya produciendo, y se supone que en setiembre habrá una inauguración oficial del proyecto con la presencia de Tabaré Vázquez. No será una buena imagen para el gobierno argentino, que un mes después tendrá que enfrentar las elecciones presidenciales para saber quién será el sucesor de Néstor Kirchner, con las papeleras ya funcionando.
  • Dejá tu comentario