Petrolera que exploró en las Islas Malvinas "abandonó" su pozo

Política

La empresa Desire Petroleum, que encaró exploraciones petrolíferas en las aguas de las Islas Malvinas, "tapó y abandonó" el primero de los pozos de su concesión luego de que arrojara resultados negativos, aunque se esperan ahora nuevas perforaciones en la zona.

Según informó la firma, se trata de un pozo de la cuenca Malvinas Norte que había alcanzado una profundidad total de 3.667 metros y que, tras "completar el registro final, fue abandonado como descubrimiento" de gas y petróleo.

Si bien se encontró gas allí, la decisión de la compañía de dejar el pozo confirma la información que brindó a finales de marzo pasado, que indicaba que las cantidades de gas y petróleo en ese lugar podían ser pequeñas y de escasa calidad.

El pozo es el primero que se perfora cerca de las islas en una década, lo que desató una fuerte disputa diplomática entre el Reino Unido y Argentina, que mantiene su reclamo de soberanía sobre las islas.

No obstante, en la plataforma continental argentina hay varias exploraciones más previstas para todo 2010: la próxima será un pozo bautizado Sea Lion, licitado por la también británica Rockhopper Exploration.

El analista Richard Savage, del banco de valores Mirabaud, afirmó que ante esta situación el resultado de la perforación fue "decepcionante", aunque señaló que para la empresa hay aún "algunos signos alentadores que permiten seguir adelante con el programa".

La firma señaló que las características exactas de los hidrocarburos encontrados deberán ser confirmadas mediante un nuevo estudio "para evaluar el potencial del descubrimiento", lo que servirá para decidir las ubicaciones de otros pozos a explorar.

Sin embargo, a raíz de la noticia la compañía involucrada en la exploración malvinense sufrió una nueva devaluación de sus acciones en la bolsa inglesa que cayeron 6 por ciento.

Mientras tanto, en la escena diplomática, el anuncio sobre la escasez del petróleo encontrado, descomprime temporalmente las rispideces entre Londres y Buenos Aires, teniendo en cuenta que la Cancillería prepara una batería de reclamos en caso de que fueran acertados los estudios que estiman reservas de unos 60 mil millones de barriles de crudo.

Dejá tu comentario