Qué dijo un funcionario de Vidal sobre el asesinato de policías y por qué generó polémica

Política

El secretario de Política Criminal provincial, Francisco Pont Verges, dijo que la muerte de efectivos es un "fenómeno mundial", que "pasa en todos lados" y recomendó la prevención. "Ayuda a que esas rachas no sean largas", dijo.

El secretario de Política Criminal bonaerense, Francisco Pont Verges, aseguró que el asesinato de policía a sangre fría son "fenómenos delictivos de rachas y estacionales," que no solo suceden en la provincia de Buenos Aires, sino en todas partes del mundo.

"El número exacto (de víctimas de este tipo) de este año no lo tenemos, porque es variable. Constantemente aparecen nuevos casos y se repiten, este año con bastante frecuencia. No hay un motivo único, es motivo multicausal, son como rachas. En la Provincia los policías suelen estar en las calles, tomar transporte público para ir a sus servicios. A veces están armados, y eso es un reaseguro o un riesgo para la persona que está en la calle sola", indicó Pont Verges a radio La Red.

"El delito tiene esas cosas, de rachas, estacional, de que se juntan varios hechos e impactan mucho en la sociedad. Es un fenómeno mundial, pasa en todos lados y por eso es importante que se trabaje en la prevención del delito, que ayuda a que esas rachas no sean largas y no aparezcan de manera tan seguida", agregó.

Al ser consultado sobre el caso de Lourdes Espíndola, la mujer policía que permanecía internada con muerte cerebral tras ser baleada por un delincuente en Ituzaingó, el funcionario dijo: "Los fenómenos delictivos son de rachas y estacionales. Este fenómeno en concreto podría ser propio nuestro, o de países que están en la misma situación que nosotros".

Pont Verges llegó al cargo, que también incluye el área de Instrucción Penal de la Procuración General de la Provincia, por recomendación de los ministros de Justicia de la Nación, Germán Garavano, y bonaerense, Gustavo Ferrari, a quienes conoce por su actividad en Unidos por la Justicia, una ONG que creada por Francisco de Narváez. Anteriormente, fue juez de los Tribunales en lo Criminal N° 3 y 5 de San Martín.

Lourdes Espíndola, de 25 años, fue declarada con muerte cerebral por los médicos del Hospital Posadas, donde se encontraba internada en terapia intensiva, y su familia ya habría autorizado la donación de sus órganos.

El funcionario provincial confirmó que una de las hipótesis del caso es que la balearon para robarle el arma reglamentaria. "Hasta ahora tenemos muy poco, porque no hubo testigos presenciales, no hay un sospechoso individualizado hasta ahora", aclaró. 

"Es un fenómeno multicausal: es la avidez por las armas o por demostrar que se puede atacar a los policías impunemente, de la droga, que la encontrar sola, es presa fácil y se resiste porque está armada y se la juega en ese momento", completó.

Sobre el estado de salud de Espíndola, dijo que la última información que posee la Gobernación de María Eugenia Vidal es la provee la fiscal de la causa. "La chica tiene muerte cerebral y el juez de Garantías se constituyó en el Hospital Posadas, y tuvo un contacto con la familia por la ablación de órganos", reveló.

En cuanto a la investigación y los responsables, Pont Verges dijo que por ahora "no hay testigos" que aporten información clave. "Aparecieron tres testigos que estarían ayudando con un dictado de rostros de los posibles sospechosos, pero no más que eso", señaló.

El exmagistrado ratificó que las cámaras de seguridad de la zona del peaje Quintana del Acceso Oeste captaron a dos autos que se alejan en ese momento del lugar, pero admitió que esos dispositivos no funcionan correctamente. "Hubo un problema, cuando se manda a hacer el relevamiento de cámaras se constata que las cámaras que tiene Autopistas del Oeste no funcionan, no existen cámaras particulares y el domo del municipio en ese momento estaba apuntando para otro lado, no para la parada donde estaba la oficial. Lo único que se ve es el paso de dos automóviles en ese horario y son las pistas en las cuales se está trabajando", detalló.

Según el secretario, desde Autopistas del Oeste explicaron que no funcionaba por "falta de mantenimiento". El Grupo Concesionario Oeste (GCO), controlado por la española Abertis y a cargo de la autopista, logró este mes que el Gobierno nacional prorroge por decreto hasta 2030 la concesión. A cambio, la empresa desistirá de reclamar a la Argentina u$s 247 millones y a favor recibirá aumentos en la tarifa de peajes. La úlima suba se aplicó en febrero pasado y se espera otro ajuste antes de fin de año.

El ataque a Espíndola fue el segundo ocurrido el sábado a una mujer de la Policía Bonaerense, ya que la agente de la Policía Local de Almirante Brown Tamara Ramírez, de 26 años, falleció tras ser baleada en la cabeza luego de que un delincuente -luego detenido- ingresó a robar a su casa, en la localidad de Glew, y efectuó al menos dos disparos tras forcejear con el padre de la víctima fatal.

Dejá tu comentario