Reacción: sin la firma de Mendoza y CABA, blindó Consejo Federal el DNU

Política

Ministros de Educación de todo el país respaldaron grilla que define suspender presencialidad en zonas en "alarma".

Con la disidencia de CABA y Mendoza, el Consejo Federal de Educación (CFE) salió ayer a blindar el DNU presidencial del pasado viernes que ordenó suspender por tres semanas las clases presenciales en distritos en “alarma epidemiológica”, en reacción ante el fallo de la Corte Suprema de Justicia nacional que en los hechos avaló la decisión del porteño Horacio Rodríguez Larreta de sostener el dictado en las aulas.

La estrategia se dio de la mano de la aprobación de una resolución del organismo educativo, que integran Nación y las provincias, que incluyó las cuatro categorías de riesgo epidemiológico contenidas en aquel decreto. Incorporaron así la novedad del cuarto estadío, el de “alarma epidemiológica”, bajo el cual el Gobierno de Alberto Fernández ordenó el congelamiento temporario de clases presenciales en los distritos con ese status.

“El sistema educativo resolvió adoptar las normas federales que rigen a partir del DNU”, remarcó el ministro de Educación, Nicolás Trotta, con foco en sostener “la presencialidad cuidada”.

La resolución no fue rubricada sólo por dos administraciones: la de Rodríguez Larreta y la del mendocino Rodolfo Suarez, precisamente los dos distritos “en alarma epidemiológica” que eludieron el decreto y no acataron la orden de suspender las clases presenciales.

Salvo ambas excepciones, la nueva regulación fue aprobada -remarcó Trotta- por “todas las provincias”. No fue una aclaración antojadiza: buscó reposicionarse frente al fallo de la Corte, que remarcó que “CABA y las provincias pueden regular la apertura de las escuelas, conforme con las disposiciones de la ley 26.206 y la resolución 387/21 del Consejo Federal de Educación” (ver aparte).

Fue una reacción casi cantada: la Corte citó una resolución del organismo educativo para avalar en los hechos la presencialidad en CABA, y el CFE acomodó entonces la normativa para apuntalar el objetivo del DNU de reducir la circulación con el congelamiento temporario de las clases presenciales en zonas críticas. Entre los firmantes estuvieron los otros dos distritos de Juntos por el Cambio: los que gobiernan los radicales Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes). Un detalle que no dejó de resaltar Trotta.

De esta manera, el CFE dispuso medidas para ser aplicadas de acuerdo a los criterios epidemiológicos detallados en el DNU:

en caso de Riesgo Epidemiológico y Sanitario “Bajo” y “Medio”, se mantienen los regímenes de presencialidad y alternancia vigentes.

en zonas de Riesgo Epidemiológico y Sanitario “Alto”, las autoridades jurisdiccionales podrán administrar medidas de restricción parcial de la asistencia presencial (con mecanismos de reducción de los dictados) y

en las zonas con “Alarma Epidemiológica y Sanitaria” (en el caso de aglomerados urbanos de más de 300 mil habitantes), corresponde la suspensión de las clases presenciales en todos los niveles (aunque las escuelas permanecerán abiertas para distribución de materiales y orientación individual de estudiantes con vinculación baja o nula, entre otros ejes). No habrá suspensión en la modalidad de educación especial.

Dejá tu comentario