Leyes que vienen: aborto, plan "1.000 días" y reforma judicial

Política

El Presidente anunció la agenda legislativa que impulsará el Poder Ejecutivo Nacional en 2020. Sin contenido económico, los proyectos generarán debate dentro de los bloques.

Alberto Fernández anunció ayer en el Congreso una agenda legislativa que contempla tres proyectos sobre soberanía en Malvinas (ver nota pag.13), una nueva ley de Hidrocarburos, una amplia reforma judicial (ver nota pag.3), la legalización del aborto y el “Plan de los 1000” días para mujeres vulnerables. En su primer año de gestión, el jefe de Estado buscará que el Parlamento Nacional pueda debatir temas centrales económicos y sociales de la agenda nacional, luego de haber tenido el 2019 el nivel más bajo de leyes aprobadas en los últimos años.

Una vez enviados los proyectos anunciados ayer, el Congreso Nacional deberá abordar esta agenda que anticipa fuertes debates parlamentarios, en especial en torno a la reforma judicial y a la legalización del aborto. De hecho, como nunca en los últimos años, el Congreso tuvo actividad parlamentaria en el verano tras convocar el Presidente sesiones extraordinarias para tratar temas considerados clave para su gestión.

A partir de los anuncios, y con los proyectos que fueron promovidos desde el Congreso, comenzarán conformarse las comisiones esta semana, para poder comenzar su tratamiento. De todos modos, hay un conjunto de iniciativas que ya se encuentran en el Parlamento, como la de capitales alternativas, jubilaciones de privilegio, con sanción de diputados, y reforma de la ley de Conocimiento.

Uno de los temas que genera más expectativas es el anuncio de que el Gobierno enviará dentro de diez días, en forma conjunta, los proyectos de Legalización del Aborto y “El plan de los 1000 días”, para garantizar la atención y el cuidado integral de la vida y de la salud de la mujer embarazada y de sus hijos o hijas en los primeros años de vida. La discusión de la interrupción voluntaria del embarazo generó una fuerte discusión en el Congreso, que dividió a los legisladores dentro de sus propios bloques cuando se discutió en 2018 y fue aprobado por diputados y rechazado por el Senado.

Ahora se aguarda con mayor expectativa esta iniciativa porque es promovida desde el Gobierno y porque se tratará en forma conjunta con otra propuesta para ayudar a las mujeres más vulnerables desde el embarazado hasta los dos años.

De acuerdo a los anuncios, los proyectos que girará al Congreso son los siguientes:

  • Legalización del Aborto para poder interrumpir en forma voluntaria el embarazo en las primeras semanas de la gestión.
  • Plan de los 1000 días para proteger mujeres embarazadas y sus hijos en los primeros años de vida.
  • Creación del Consejo Económico y Social para el Desarrollo Argentino que “estará integrado por autoridades propuestas por el Poder Ejecutivo que cuenten con el acuerdo del Senado Nacional.
  • Reforma de la Justicia Federal para mejorar su funcionamiento y donde se contempla la creación de un nuevo Fuero Federal Penal, que unificará a fueros penales que hoy tienen jurisdicción en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Ley para el desarrollo del sector hidrocarburífero y minero que promueva y estimule la inversión nacional e internacional en el sector y facilite el desarrollo de la cadena de valor industrial.
  • Creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y Espacios Marítimos Correspondientes”, para asegurar políticas de Estado a mediano y largo plazo.
  • Nueva demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina que contribuirá a consolidar los derechos de soberanía sobre los recursos del lecho y subsuelo.
  • Reforma del régimen Federal Pesquero para endurecer las sanciones a los buques que pescan ilegalmente en los espacios marítimos bajo jurisdicción argentina o en aguas donde nuestro país tiene soberanía sobre recursos vivos marino.
  • Acoso Laboral para ratificar el Convenio N°190 sobre Violencia y Acoso en el Mundo del Trabajo.
  • Educación superior para fortalecer el sistema universitario.

Dejá tu comentario