Roggio admitió pago de coimas a Jaime y fue aceptado como "arrepentido"

Política

El empresario Aldo Roggio fue finalmente aceptado este miércoles como "arrepentido" por el juez federal Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos que investiga las supuestas coimas en la obra pública durante el kirchnerismo, tras admitir el pago de coimas al exsecretario de Transporte Ricardo Jaime.

Finalmente, luego de varias jornadas de indagatoria, el magistrado homologó el acuerdo para que el titular de la poderosa constructora se convierta en imputado colaborador.

El empresario quedó imputado como partícipe necesario de presunta asociación ilícita por la que los principales directivos de empresas de primera líneas entregaban coimas millonarias, principalmente a Roberto Baratta, mano derecha del por entonces ministro de Planificación, Julio De Vido.

Durante su declaración de este miércoles, Roggio aceptó haberle pagado a Jaime el 5% de los subsidios del Ferrocarril Urquiza como soborno, indicaron fuentes judiciales. El empresario detalló que debió acceder a la exigencia de efectuar pagos al Secretario de Transporte, por su expreso pedido, a partir de una reunión mantenida en su despacho al inicio de la gestión.

Esa línea de tren es manejada por Metrovías, que también tiene la concesión del subte y es una de las principales empresas a su nombre.

Según pudo saber NA, Roggio dijo haberle entregado plata al exsecretario de Transporte para quedarse con la explotación de esos servicios. "No tuvimos oportunidad de negarnos a esta exigencia", dijo el Ingeniero, quien explicó que ese esquema se extendió hasta 2011.

Dejá tu comentario