Se inspira Chávez en Palito Ortega: ''A mí me pasa lo mismo que a usted''

Política

Se lo dijo -políticamente- a Cristina de Kirchner en la cumbre del Mercosur, con quien se compara. También expresó, en injerencia poco apropiada como extranjero, que los cacerolazos argentinos y las protestas del campo son de una "oligarquía que no quiere cambios". Su atrevimiento no para: también se habla de que podría asistir al acto kirchnerista del jueves, en respaldo al oficialismo, cuando se vote la ley por las retenciones en el Parlamento. Fue lo más notable de la previa al encuentro regional de hoy en Tucumán, siempre regido por los contenidos que introduce Brasil, con suma de fracasos -código aduanero-y repetición de promesas -créditos a las pymes-. Eso sí: no viajó Néstor Kirchner y hubo más custodia que en la última visita de George W. Bush al país.

Entre diciembre de 2002 y febrero de 2003, a pocos meses del golpe de Estado que lo alejó del poder por 48 horas, Hugo Chávez enfrentó una dura huelga petrolera que paralizó al país y generó caos y desabastecimiento. La sobrevivió, no sin costos y heridas.

Aquel hecho, que el venezolano llamaba «golpe petrolero», remite a la situación que desde hace casi cuatro meses enfrenta el gobierno de Cristina de Kirchner a partir de la protesta de los productores rurales por la imposición de las retenciones móviles.

Ayer, al llegar a Tucumán, Chávez agigantó esa comparación al recordar que, por entonces, también su gobierno tuvo que soportar piquetes y hasta cacerolazos. La oposición venezolana había adoptado un modo de queja que por TV exportó la Argentina.

«Hace poco veía por televisión los cacerolazos y expresiones contra el gobierno y me pareció igualito a lo que pasó en Venezuela, una oligarquía que no quería los cambios, negándose a reconocer la legitimidad de un gobierno y las leyes emitidas en función del beneficio de todos», citó Chávez.

Usó, incluso, el mismo término que utilizó el gobierno de los Kirchner para referirse a los que cuestionan sus medidas: oligarquía.

El planteo del bolivariano esconde una enseñanza para la Presidente y su esposo. Hasta hace algunos pocos meses, matrimonio presidencial solía observar con un dejo crítico la situación que enfrentaban Chávez en Venezuela y Evo Morales en Bolivia.

  • Cuestionamientos

    A ambos presidentes, de los que se dicen amigos, les cuestionaban sus errores por producir una fractura social en sus países que volvía complicado el horizonte político. Con algo de soberbia, los acusaban de haberse «manejado mal», según confió un dirigente con despacho en la Casa Rosada.

    Pero la historia les dio una lección. Todavía con muchas diferencias, una medida del gobierno logró fracturar las preferencias de los sectores sociales. La Argentina no es Venezuela ni, mucho menos, Bolivia; pero en los antagonismos no son del todo diferentes.

    Ayer, al arribar a Tucumán para participar de la Cumbre del Mercosur, Chávez también se permitió elogiar a Cristina de Kirchner por la movilización realizada días atrás a Plaza de Mayo. Dijo, sobre esa concentración, que la siguió «con mucha emoción».

    «Desde aquí quiero volver a felicitarla por la gran concentración de hace unos días en la Plaza de Mayo apoyando al gobierno argentino. La masa argentina, desde las Madres de Plaza de Mayo hasta la juventud, el pueblo argentino se puso de pie de nuevo», indicó Chávez.

    El venezolano suele recurrir a movilizaciones similares, también masivas, igual de auspiciadas y financiadas con recursos del Estado. En eso, también Chávez y los Kirchner son parecidos. No sólo respecto de los sectores que los desafían.

    Luego de esos comentarios, aclaró que se trata de «un tema interno» de la Argentina y que su intención no es « inmiscuirse», teniendo en cuenta de que la postura del gobierno argentino ya es «muy fuerte, muy firme, en defensa de los grandes intereses de la Patria».

    Anoche, el venezolano se reunió con Cristina de Kirchner en la primera reunión bilateral de ambos en el marco de la cumbre de mandatarios del Mercosur.
  • Dejá tu comentario