Senado apura aval a Ramos Padilla como juez federal de La Plata con competencia electoral bonaerense

Política

El pliego del postulante fue enviado a la Cámara alta por Alberto Fernández en pleno velorio por la muerte del exfutbolista Diego Maradona. La audiencia será el lunes 21 de diciembre y el kirchnerismo podría darle luz verde antes de fin de año. Agenda cargada en comisiones y recinto para los próximos días.

El kirchnerismo quiere que el actual juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, se convierta en magistrado del estratégico Juzgado Federal 1 de La Plata, el que tiene competencia electoral en la Provincia, antes de fin de año. En pleno velorio por la muerte del exfutbolista Diego Maradona, Alberto Fernández envió su pliego al Senado y la comisión de Acuerdos, que maneja la camporista Anabel Fernández Sagasti, realizará una audiencia pública el lunes 21 del corriente mes, para dictaminar la postulación y llevarla al recinto antes que termine 2020.

La audiencia pública -virtual, ya que el cristinismo gatilló la extensión del protocolo no presencial hasta el 1 de marzo próximo- será un trámite para el Frente de Todos, ya que tiene mayoría allí y para votar al pliego siete días más tarde en el recinto. Sin embargo, la oposición ya prepara un ramillete de cuestionamientos al magistrado, que en la actualidad gestiona causas de gran impacto político. De allí las acusaciones de Juntos por el Cambio contra el candidato, al que tildan de “militante”.

Mientras tanto, la Cámara que preside Cristina de Kirchner modificó a último momento -y de manera desorganizada- la agenda que tenía para ayer y cargará de reuniones la de hoy. Desde temprano, un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales; y de Presupuesto y Hacienda, analizarán de manera exprés la ley que modificará de manera sustancial el “Convenio de Transferencia progresiva a la Ciudad de Buenos Aires de facultades y funciones de seguridad”, que Diputados devolvió anteayer en segunda revisión.

El articulado apunta a que el distrito que gobierna Horacio Rodríguez Larreta sufra una poda y vuelva a recibir el histórico 1,4% de fondos coparticipables, con el fin de desactivar lo que se sumó durante la presidencia de Mauricio Macri a través de decreto. Para la Policía, en tanto, la iniciativa original fijó una suma que cada año determinaría el Congreso en la ley de gastos nacional, por fuera de la masa coparticipable.

La partida en cuestión se establecía en $24.500 millones y una actualización con una fórmula compuesta en un 80% por el índice nominal del salario promedio de la Policía Federal Argentina, y en un 20% por el Índice de Precios al Consumidor (IPC), ambos correspondientes al año precedente. Anteayer, se realizaron modificaciones en Diputados y ese monto deberá acordarse en el convenio que deberán firmar en un plazo de 60 días la Nación y la Ciudad de Buenos Aires, quien puja en la Justicia por este tema.

Por otra parte, y desde el mediodía, un plenario de las comisiones de Trabajo y Previsión Social, que comanda el kirchnerista de extracción sindical Daniel Lovera; y de Presupuesto y Hacienda, que preside el también oficialista Carlos Caserio, empujarán el proyecto de la nueva fórmula previsional -la reunión se canceló ayer-, en medio de una fuerte puja entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio para ver quién ajusta más a los jubilados. La iniciativa del Gobierno contempla aumentos semestrales, al combinar los índices de evolución de los salarios (50%) y la recaudación (50%).

El texto en cuestión deja de lado a la inflación, principal motivo de rechazo del macrismo, tras un año de haberes previsionales congelados y aumentos por decreto. De hecho, la última suba propuesta por el Ejecutivo -5%- se tomará “a cuenta” de la actualización que habrá en marzo, en un eventual caso de nueva ley sancionada y vigente, situación criticada por la oposición e incluso por aliados habituales del Frente de Todos en el Congreso. Sin embargo anoche a ultimo momento el bloque oficialista adelantó que eliminará este punto y que evaluaría un retoque en la fórmula (ver nota página 12).

Para la tarde se espera una reunión de la bicameral que controla al Ministerio Público, donde el oficialismo utilizó cada convite para denostar al procurador interino, Eduardo Casal.

Anoche se dilataba la convocatoria a una sesión especial para mañana en el Senado, con el fin de sancionar dos proyectos de la “agenda Máximo” -Kirchner-: el impuesto a los ricos, que el oficialismo denomina “aporte solidario”, y la ley que prohíbe por entre 30 y 60 años la venta de tierras incendiadas. Si no, quedará para la semana próxima.

Protocolo

El presidente de Diputados, Sergio Massa, hizo retirar las pantallas del recinto de la Cámara baja y negociaba anoche con los jefes de los bloques parlamentarios un protocolo para reactivar las sesiones presenciales, tras un vendaval de críticas de Juntos por el Cambio al kirchnerismo.

Alerta por humedales

“Pareciera que el Gobierno no quiere que haya una Ley de Humedales”, señaló el diputado Enrique Estévez, del socialismo santafesino, al criticar la decisión del Ejecutivo de no incluir el tema en cuestión en la agenda de las sesiones extraordinarias.

Con comisiones que aún deben dictaminar la iniciativa en la Cámara baja, y por la demora que habrá con las discusiones sobre aborto y el plan de los 1.000 días, la ley de humedales quedaría postergada para el año próximo. En otras dos ocasiones fue votada en el Senado y luego perdió estado parlamentario en Diputados.

Dejá tu comentario