Sigue la polémica por la inflación: Urtubey reconoció que la situación es "preocupante"

Política

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, un habitual aliado del kirchnerismo, afirmó que la inflación es un tema "preocupante", en un momento en que el Gobierno recibe duras críticas por no reconocer la magnitud de la suba de precios.

Al inaugurar dejar el 112 período de sesiones de la Asamblea Legislativa salteña, el gobernador habló de los problemas financieros que afrontan las provincias, pero aclaró que Salta tiene "Las cuentas equilibradas".

También admitió que existen "inconvenientes por la actual distribución de fondos como los que suman los aumentos generalizados de precios".

Por su parte, el Gobierno volvió a cuestionar al vicepresidente Julio Cobos por sus advertencias en torno a la inflación, la difusión de estadísticas sobre el costo de vida dejó en claro que el aumento de precios se siente con especial intensidad en el interior del país.

Así lo reflejó el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (IPEC) de Santa Fe, que estableció que en ese distrito la inflación fue de 3,6 por ciento en febrero, casi tres veces más de lo que midió el INDEC a nivel nacional.

El IPEC elabora su estadística en los aglomerados urbanos de Santa Fe y Rosario, donde gobierna el socialismo tanto a nivel municipal como provincial.

"El escaso aumento de los recursos coparticipables y un índice de precios que colocó a la inflación como tema preocupante para los argentinos, puso a las provincias en una situación delicada", alertó el justicialista Urtubey.

En Buenos Aires, mientras tanto, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, acusó este jueves al vicepresidente Cobos de actuar con "irresponsabilidad demagógica" por pedir un sinceramiento de la inflación.

"Cobos debería actuar con prudencia y no con irresponsabilidad demagógica. Es el vicepresidente de la Nación y no el jefe de la oposición", se quejó el funcionario.

El miércoles pasado, el Vicepresidente criticó una vez más al Gobierno que él mismo integra, al señalar que "para combatir la inflación primero hay que reconocerla. Uno de los principales problemas que tiene hoy la Argentina, es la pérdida de poder adquisitivo".

En declaraciones radiales, Randazzo insistió con que el Gobierno no aplicará medidas para "enfriar la economía" con el fin de frenar la inflación.

A su criterio, "esa no es la receta" para enfrentar la suba de precios, y alertó: "no vamos a justificar ningún aumento indebido".

"Hay sectores oligopólicos y monopólicos que establecen precios. Pero ponerle la responsabilidad al Gobierno es totalmente injusto cuando cumple con todas las condiciones siempre exigidas a cualquier administración", sostuvo.

El ministro añadió: "hay un gran componente de la inflación que son expectativas, entonces tenemos que trabajar con responsabilidad para bajar esas expectativas".

Dejá tu comentario