Donda, tras denuncia de su empleada: "Dijeron que no le había pagado en pandemia y es mentira"

Política

La titular del INADI insistió en que "los reclamos (de que no quiso pagar una eventual indemnización) no son ciertos" al tiempo que reafirmó que "los aportes y pagos fueron hechos en tiempo y forma, como consta en ANSES y AFIP".

La titular del INADI, Victoria Donda, aseguró hoy que "es mentira" que durante los meses de pandemia la trabajadora doméstica Arminda Banda Oxa no haya percibido lo que cobraba, como lo denunciaron los abogados de la mujer, y volvió a señalar que está "acostumbrada a ser blanco de 'fake news'".

En ese sentido, la funcionaria insistió en que "los reclamos (de que no quiso pagar una eventual indemnización) no son ciertos" al tiempo que reafirmó que "los aportes y pagos fueron hechos en tiempo y forma, como consta en ANSES y AFIP".

"El abogado miente. Empezó diciendo que no estaba registrada y ahora termina diciendo que yo la apretaba para que entre a algún lugar del Estado. La verdad es que es poco sólido", replicó Donda en diálogo con la agencia de noticias Télam. Y subrayó: "Nadie puede pensar que yo voy a hacer todo esto para no pagar una indemnización".

"Tengo todos los recibos. Ella (Arminda) vino hace dos meses a mi casa, se llevó la plata, firmó los recibos", dijo.

La directora del INADI respondió de ese modo a las denuncias en su contra presentadas por los abogados de la empleada doméstica, el penalista Fernando Zarabozo y el laboralista Barsanti.

Además, reveló que vive todo el episodio judicial y mediático "en estado de shock" aunque se considera "acostumbrada a ser blanco de 'fake news'".

"Este momento lo estoy viviendo muy mal, porque Arminda es una mujer a la que aprecio personalmente, es una mujer en situación de vulnerabilidad que está siendo víctima de un abogado carancho e inescrupuloso", señaló.

En relación a la dificultad para jubilarse por parte de la empleada, una realidad que afecta a muchos trabajadores no registrados, Donda aceptó que Arminda "debe tener pocos años en la tabla de ANSES" pero se mostró dispuesta a colaborar "con los años de aportes para que pueda jubilarse".

"Si necesita esos años de aportes para poder jubilarse, era algo que podíamos charlar, pero nunca me dijo que quería dejar de trabajar. De hecho, yo le sigo haciendo los aportes; nunca renunció. En todo caso, hay que cubrir los años de aportes. Estoy dispuesta a ayudarla para que pueda sacar la jubilación, si hace falta eso", afirmó Donda.

Arminda Banda Oxa nació en Bolivia, reside en el sur del GBA, tiene 62 años y trabaja en casas de familia. En 2009, Arminda cuidó a la madre de crianza de Donda, entonces enferma de cáncer y fallecida ese mismo año.

"El trabajo no registrado es una práctica habitual -dijo Donda al ser consultada por este punto-, está muy mal y hay que desterrarlo. Por eso lo hago en mi práctica diaria. Pero no voy a juzgar a mí mamá, que no está viva. Mi mamá aprendió a leer y escribir cuando yo tenía 15 años, le enseñé yo. Arminda trabaja en un montón de casas y hay que ver cuántas le están haciendo los aportes".

También señaló que a Arminda "le pagaba de acuerdo a lo que estipulaba la ley el proporcional a la cantidad de horas". "A mi casa no venía todos los días. Lunes y miércoles, a veces viernes. Lo que le pagaba tenía que ver con la cantidad de horas. Y siempre le pagué un porcentaje adicional del 50% más, por viáticos", dijo.

"En las planillas (de ANSES) aparece lo que pagás por sueldo pero, aparte, yo le pagaba viáticos. Esos recibos los tengo firmados, están en mi casa. Yo ahora estoy en Santa Fe por cuestiones familiares, pero los voy a mandar a buscar", agregó Donda al referirse al monto que percibía la empleada por su trabajo.

La relación laboral entre Donda y la trabajadora de limpieza se convirtió en tema de agenda luego de que los abogados acusaran a la titular del Inadi por proponerle a la empleada cobrar un plan de ayuda estatal con contraprestación en su lugar de residencia. También la denunciaron por ofrecer un empleo para un familiar directo.

"La denuncia debería ser rechazada in límine, por inexistencia de delito", replicaron el martes los voceros de Donda. "En el caso de que no lo sea, ella se presentará a brindar los datos que sean necesarios", anticiparon.

En tanto, la propia directora del Inadi destacó que la alternativa de gestionar un plan de ayuda o un empleo para un familiar "como salida de su situación vulnerable" nunca llegó a concretarse.

"Trabaja en casa desde 2016. En esta última etapa registró problemas físicos y le ofrecí una mejora laboral. Pero (la oferta) ni siquiera se concretó", planteó.

"Es una mujer en situación de vulnerabilidad; por eso, una jubilación tampoco le resolvería la situación. Por otro lado, yo no estaba nombrando a alguien de mi familia en un alto cargo: si la jubilación tardaba en salir, podía acceder a algunos planes. Además, Arminda califica para el Potenciar (plan social) y así iba a poder prestar servicios sin tener que moverse mucho de su casa", afirmó Donda.

En paralelo a las denuncias de los abogados (una por presunta evasión de aportes y otra por defraudación contra la administración pública en grado de tentativa), el episodio sumó en las últimas horas nuevas presentaciones judiciales y políticas.

Dos abogados de la Fundación Apolo, en la que participan ex miembros de la gestión de Mauricio Macri, presentaron su propia denuncia. Lleva la firma de José Lucas Magioncalda y Juan Martín Fazio. "Mangiocalda, pertenece a la misma fundación que le hizo la denuncia a (el ministro Nicolás) Trotta, por la cual fue sobreseído", apuntó Donda.

"A los que no tenemos miedo nos tratan de desprestigiar, para amedrentarnos. Conmigo están al horno, a mí no me van a hacer tener miedo", agregó.

Dejá tu comentario