Primer juicio oral por el caso García Belsunce

Portada Principal

Es por la supuesta adulteración de los datos del certificado de defunción de la mujer. Será enjuiciado Guillermo Bártoli. El cuñado de María Marta está acusado de ser "coautor de falsedad ideológica". También será juzgado el año próximo el médico Juan Carlos March. Fue quien suscribió la constancia. Un empleado de la funeraria "Casa Sierra" va a ser enjuiciado como "partícipe necesario". La causa se desprendió de la investigación que se sigue por el asesinato de María Marta García Belsunce. Judiciales

El cuñado de María Marta García Belsunce, Guillermo Bártoli, deberá enfrentar un juicio oral el año próximo por la falsificación del certificado de defunción de la mujer asesinada en su casa del country El Carmel de Pilar.

Bártoli está imputado de ser coautor del delito de "falsedad ideológica", al igual que el médico Juan Carlos March, mientras el ex empleado de la funeraria Casa Sierra, Oscar Sierco, deberá responder como presunto "partícipe necesario" del hecho.

La causa fue abierta por el juez de instrucción porteño Julio Lucini, tras descubrirse la supuesta falsificación del acta de defunción de María Marta, que permitió que entierren el cadáver en Capital Federal cuando murió en Pilar.

Recientemente, la Cámara del Crimen de Capital Federal confirmó los procesamientos de los tres imputados, por lo que Lucini completó en los últimos días los trámites correspondientes y elevó el expediente a juicio oral.

Pese a que aún no fue sorteado el tribunal que llevará adelante el proceso, las fuentes consultadas calcularon que el juicio podría celebrarse durante el primer semestre de 2004.

El caso conmovió a la opinión pública desde fines de noviembre del año pasado, cuando se verificó por autopsia que María Marta fue asesinada, a fines de octubre de 2002, de cinco balazos a la cabeza en su casa del country y no por un golpe en la bañadera, como dijo su familia desde el principio.

El escándalo hizo del hecho un tema nacional, pero a más de un año del asesinato casi toda familia de la víctima está procesada por "encubrimiento" y sólo su marido, Carlos Carrascosa, imputado por el homicidio, pero no está preso a partir de un régimen "morigerado".

La emisión del certificado de defunción también fue un hito en la elaboración de esos documentos tanto en Capital Federal como en la provincia de Buenos Aires, ya que un año después se lanzaron nuevos formularios y normas de confección.

Todos los médicos bonaerenses y capitalinos que emitan a partir de este fin de año certificados de defunción deberán reempadronarse para no tener que ir a refrendar su firma, por lo que se renovaron los dos registros.

Además, cerca de 1.500 defunciones fueron investigadas en la Capital Federal, por la intervención de March y Casa Sierra y ese tipo de "modus operandi", ya que según dijo el director del Registro Civil porteño, Félix Pelliza, "el sistema era un nicho de corrupción".

Mientras, la investigación del caso García Belsunce está empantanada por una disputa entre el fiscal de Pilar, Diego Molina Pico, y el juez de Garantías Diego Barroetaveña que la Cámara de Apelaciones de San Isidro no resuelve.

El fiscal cuenta con los patrones genéticos de dos hombres y una mujer que estuvieron en la escena del crimen, por lo que se los puede considerar los asesinos, por lo que pidió que se los confronte con el de los familiares de las víctimas.

Pero el juez no permite que se analice a los familiares, tras aducir cuestiones de forma ante las reiteradas requisitorias que le hizo el fiscal.

Dejá tu comentario