Economía

Renault: 15 días para responder a denuncia de las autopartistas

Los proveedores acusan a la automotriz francesa de "abuso de posición dominante" y de haber armado un esquema de "comprador único".

Renault Argentina tendrá un plazo de 15 días para responder a una acusación de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), que denunció a la automotriz francesa por abuso de posición dominante en perjuicio de sus proveedores de autopartes.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia dictó la Disposición Nº 76/2019 por la cual trasladó a Renault Argentina el pedido de investigación solicitado por AFAC, para que en el plazo mencionado pueda brindar “las explicaciones que estime corresponden”.

Las empresas autopartistas hicieron una presentación el 16 de abril de este año por presuntas infracciones a la Ley de Defensa de la Competencia. Allí detallaron ante la CNDC ciertas conductas de Renault que configurarían “abuso de posición dominante”. También se incluían cuestiones vinculadas con el mercado de reposición durante la vigencia de los períodos de garantía, lo cual genera un “mercado cautivo” durante dichos períodos, explicó AFAC.

En términos técnicos, la denuncia apunta contra lo que se conoce como situación de “monopsonio” que se da porque Renault actúa como comprador único sobre los proveedores argentinos que producen para esa terminal autopartes y repuestos.

La presentación hace hincapié también en que durante el período de garantía de los vehículos de Renault, se estaría generando un monopolio por las restricciones que se fijan a los consumidores para acceder a talleres especializados independientes. “A ello se agrega que existe un monopolio para vender repuestos a su red de talleres oficiales, dado que prohíbe la provisión directa de los mismos por parte de las fábricas de autopartes”, dijo AFAC en un comunicado.

La entidad afirmó que “dicha posición dominante se fortalece por el hecho de que sus proveedores de autopartes tienen altísimas barreras de salida para desplazarse rápidamente a otros clientes que permitan sustituir la producción: las grandes inversiones de capital en instalaciones y desarrollo de producto que los autopartistas realizan para atender los proyectos de Renault implican una fuerte restricción para desplazarse hacia otra terminal, particularmente durante el período de amortización de las inversiones que generalmente requieren un mínimo de 5 años”.

Los autopartistas también destacaron que se ven obligados a cumplir “directivas contractuales, comerciales, logísticas y productivas impuestas por Renault”, por lo que reclamaron ante la Comisión que se investigue también otras posibles “prácticas abusivas” que se sumarían a las antes mencionadas en la presentación.

La cámara que nuclea a las empresas autopartistas destacó ante la CNDC que el caso planteado reviste interés económico general, ya que el desequilibrio de la balanza comercial sectorial (sólo autopartes, sin vehículos), fue en 2017 de u$s6.710 millones (80% del déficit comercial total de la Argentina de ese año).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario