La salud y el desafío de continuar la atención médica virtual

Salud

La "nueva normalidad" trae consigo nuevos canales que permiten continuar migrando gran parte de las operaciones a un entorno digital.

El sector salud en la Argentina no quedó exento a los desafíos que se presentan por esta pandemia mundial. La “nueva normalidad” traerá consigo más tecnología y atención a distancia, potenciando el desarrollo de nuevos canales que permitan continuar migrando gran parte de las operaciones a un entorno digital.

Según información del mercado, el temor al riesgo de contagio del Covid-19, generó una caída de hasta un 75 por ciento en las consultas médicas tradicionales, acelerando la implementación e incrementando el uso de plataformas de telemedicina que garanticen el acceso al servicio, como reflejo de la necesidad de adaptación de los principales prestadores y financiadores del mercado a este nuevo contexto.

La demanda programada de videoconsultas (en reemplazo de la visita al consultorio tradicional) creció considerablemente en estos últimos cien días. Determinadas especialidades, como salud mental por ejemplo, han demostrado la efectividad del tratamiento a través de estas herramientas, resaltando la importancia de contar con la correspondiente contención psicológica en momentos de tanta incertidumbre y angustia. En la actualidad, estas plataformas permiten ofrecer una variada cantidad de especialidades clínicas y quirúrgicas, con la misma grilla de profesionales que los pacientes tienen en sus centros de salud habituales.

Mientras tanto la demanda espontánea (una especie de guardia virtual) tuvo un crecimiento considerable, llegando a triplicar el volumen normal pre-pandemia de consultas por esta vía. Además de poder brindar la asistencia correspondiente, la posibilidad de contar con una prescripción médica de forma remota, inmediata y sin riesgo, permitió garantizar por ejemplo, la continuidad de tratamiento para todos aquellos pacientes que sufren patologías crónicas.

Si analizamos la evolución del uso de la videoconsulta en el servicio de visita domiciliaria, podremos identificar la penetración de la tecnología, reflejando la aceptación de la misma por parte del público. En la actualidad, de cada diez pacientes que piden una visita a domicilio, siete lo resuelven de forma remota u online, mientras que hace solo un par de años atrás, solo dos de cada diez pacientes la utilizaba.

Sin lugar a dudas, el regreso a la “nueva normalidad” nos encontrará tendiendo a un sistema mixto de atención. Además del tradicional, los pacientes contarán con la posibilidad de canalizar una gran parte de sus consultas y controles de rutina a distancia.

(*) Gerente de Planificación y Control de Cober y Sanatorio Colegiales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario