Negocios

Se sacude el mercado del juego: le quitan a Boldt el control de cinco casinos bonaerenses

Los dispuso el Instituto Provincial de Lotería y Casinos bonaerense (IPLyC). La firma de Antonio Tabanelli, que durante 23 años manejó casi en soledad el negocio de los slots o tragamonedas en los casinos, fue apartada por irregularidades técnicas.

Hubo un golpe hoy en la industria del juego en la provincia de Buenos Aires. El Instituto Provincial de Lotería y Casinos bonaerense (IPLyC) formalizó una resolución por la cual dejó fuera de competencia para la operación de las tragamonedas a la empresa Boldt, en cinco de las siete salas sometidas a la licitación.

La firma de Antonio Tabanelli, que durante 23 años manejó casi en soledad el negocio de los slots o tragamonedas en los casinos, fue apartada por irregularidades técnicas.

De esta manera, Boldt quedó excluida de la disputa para seguir controlando las salas de los casinos Central de Mar del Plata y Monte Hermoso, donde competía contra Casino de Victoria SA, la firma del entrerriano Daniel Mautone.

La misma suerte corrió para la segunda canasta de la licitación, que incluye las tragamonedas de los casinos de Tandil, Miramar y el Hermitage de Mar del Plata, donde Boldt competía contra la UTE conformada por el Bingo Oasis de Pilar (cuyos rostros visibles son Ricardo Glazman y Alejandro Gravier) y la firma misionera Entretenimientos Saltos del Moconá.

Ahora, Boldt sólo podrá seguir en carrera en el primero de los tres grupos de casinos en que la Provincia dividió el proceso licitatorio. Allí se había presentado en soledad para continuar operando el casino Trilenium, si bien le fue objetado lo planteado en el Artículo 10, la Fiscalía de Estado recomendó no proceder a la baja.

Distinto criterio se adoptó para los otros dos grupos, donde recibió impugnaciones por parte de sus competidores. En el 2 competía por los casinos Hermitage, Tandil y Miramar contra la UTE armada por el Bingo Oasis de Pilar y a la empresa misionera Entretenimiento Saltos del Moconá. Mientras que en el 3 lo hacía por el Casino Central de Mar del Plata y el de Monte Hermoso contra Casino Victoria SA de Daniel Mautone.

En el caso del segundo grupo, el fiscal de Estado Hernán Gómez avaló el pedido de impugnación con relación a la disponibilidad física y jurídica de espacios aptos para el funcionamiento de los casinos. El fiscal sostuvo que “tales instrumentos no contemplan la totalidad de las condiciones que implica un contrato de locación” y que “no resultan idóneos a fin de acreditar la disponibilidad de los espacios aptos para el funcionamiento de los Casinos Oficiales de Tandil y Miramar conforme lo requerido por el Capítulo II Artículo 2° del Pliego de Bases y Condiciones Particulares”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario