Secciones Especiales

Denuncia por maltratos

Como dolores de cabeza no le faltan a la administración saliente, el viernes pasado se le sumó otro. Fue durante la fiesta de fin de año (típicas despedidas aunque esta vez con contenido extra por el recambio) de Nación Seguros, empresa propiedad del BNA, con la presencia de todos sus empleados, en un nutrido ágape en el predio de la Rural de Palermo. Allí sucedió algo que aún hoy muchos no comprenden: el vicepresidente de nación Seguros de Retiro, Agustín París Loye, fue denunciando por maltrato -supuestamente bajo influencia del alcohol- de palabra a varias mujeres, utilizando expresiones “machistas agraviantes” y exhibiendo actitudes hostiles configurativas de acoso sexual. Hasta ese momento la cuestión parecía terminar en escándalo y nada mes, pero casi al terminar la fiesta cometió un acto de abuso deshonesto al supuestamente abalanzarse contra una joven empleada, levantarle la falda y tocarla, todo en presencia de varios testigos según consta en la denuncia que presentó la joven cuya indentidad mantendremos en secreto por su integridad, todo esto en medio de la fiesta y con sugerencias sobre el futuro de la empleada de acuerdo con cuál fuera su actitud. La joven en cuestión lo golpeó y, como se dijo, al día siguiente, acompañada por un representante sindical formuló la denuncia frente al presidente de la compañía, Juan Sarquis, quien inmediatamente activó el protocolo de trámite de denuncias para los casos de violencia de género. El denunciado negó las imputaciones alegando que no conocía a la empleada y que se trataba de una confabulación en su contra para perjudicar a su amigo Agustín Pesce.

Por tratarse del director de una empresa, la denuncia debe tramitarse ante el accionista, es decir, en el Banco Nación, por la larga amistad y sociedad comercial que poseen Loyé y Pesce, por lo que se generó un conflicto entre varios directores de la entidad financiera respecto de qué actitud se debía adoptar, tomando en consideración la intervención de los sindicatos de seguros y bancario, ya que la víctima es la hija de un importante gerente del banco. El jueves sin más espacio para dilaciones después de analizar el tema con abogados externos se decidió pedirle la renuncia que había solicitado Sarquis.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario