Finanzas

Standard & Poor's le bajó la nota a tres bancos argentinos por la turbulencia de los mercados

La calificadora de riesgo le bajó la nota de "B" a "-B" al Galicia, Patagonia y Provincia por un "mayor debilitamiento del perfil financiero" de la Argentina.

En sintonía con la situación crediticia de la Argentina, Standard & Poor’s le bajó la nota a tres bancos nacionales. La calificadora de riesgo le recortó la nota a “-B” desde “B” al Galicia, Patagonia y Provincia por “el mayor debilitamiento del perfil financiero ya vulnerable del país”.

Asimismo, Standard & Poor’s ratificó las calificaciones crediticias de emisor y de deuda de largo plazo de “-B” de Banco Hipotecario, revisando la tendencia a negativa de estable. “La tendencia de las calificaciones de largo plazo de los cuatro bancos es negativa, la cual refleja la tendencia del soberano”, explicaron desde la calificadora.

Por otra parte, los analistas ratificaron la calificación crediticia de corto plazo del Patagonia de “B” y la calificación de deuda de Banco Galicia de “CCC”. “Bajamos la calificación crediticia de emisor de largo plazo en escala global de los tres bancos como consecuencia de la acción similar que tomamos sobre las calificaciones del soberano”, ampliaron a través de un comunicado.

La magnitud de las ventas de activos y la probable larga duración de estas condiciones durante el periodo electoral han debilitado los indicadores crediticios" (Standard & Poor's )

Lo cierto es que los recortes en las calificaciones de las entidades financieras llegan en momentos de una pronunciada turbulencia del mercado financiero local que en la última semana incluyó una nueva devaluación del peso, un salto en las tasas de interés, un marcado ascenso del riesgo país y una aversión de los inversores a posicionarse en títulos argentinos.

Vale recordar que el viernes pasado Standard & Poor’s” le bajó la calificación a la Argentina, rebajando la nota soberana un escalón: de “B” a “-B”. En igual sentido, Fitch también le recortó la calificación a nuestro país. En este último caso, el recorte fue de dos escalones: desde "B" hasta "CCC", una categoría que indica hay posibilidades de un default.

“La magnitud de las ventas de activos en los mercados financieros y la probable larga duración de estas condiciones durante el periodo electoral han debilitado sustancialmente los principales indicadores crediticios, lo que ha llevado a la implementación de políticas económicas a un modo de manejo de crisis”, explicaron este martes desde Standard & Poor’s”.

En ese sentido, desde la calificadora de riesgo justificaron la decisión de rebajar la nota a las entidades bancarias porque “rara vez calificamos instituciones financieras por encima de la calificación soberana del país en donde operan”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario