domingo 22.7.2018
Política
Sobrevuela la posibilidad de que el asunto termine en la Justicia
miércoles 28 de Marzo de 2012

La Cámara baja convirtió en ley el traspaso de los subtes a la Ciudad

El jefe del bloque PRO en la Cámara de Diputados, Federico Pinedo, junto con la diputada Paula Bertol.

El jefe del bloque PRO en la Cámara de Diputados, Federico Pinedo, junto con la diputada Paula Bertol.

La Cámara de Diputados cerró el recorrido parlamentario del proyecto que ratifica el acta acuerdo del traspaso del subte, el Premetro, el tranvía de Puerto Madero y las 33 líneas de colectivo a la Ciudad de Buenos Aires, al convertir en ley la norma del Poder Ejecutivo con un amplio margen, pese a que sobrevuela la posibilidad de que la cuestión termine en la Justicia.

En menos de tres semanas, la iniciativa oficial pasó por las dos Cámaras y ratificó el acuerdo entre Nación y Ciudad, en momentos en que no cesa la tensión entre la Casa Rosada y el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que asegura que lo único válido en este caso es la decisión de la Legislatura porteña.

Este miércoles a las 20.30, tras más de ocho horas de debate, el Frente para la Victoria cosechó 162 votos afirmativos, 54 negativos y 18 abstenciones.

Entre los respaldos se contó a la Unión Cívica Radical, que acompañó la norma con disidencias, al considerar que Macri aceptó el traspaso al aumentar las tarifas del servicio.

"La Ciudad es la única que no administra su sistema de transporte urbano", remarcó el titular del bloque oficialista, Agustín Rossi, al finalizar el debate.

Sostuvo que Macri "no puede excusarse en su responsabilidad" e indicó que le parece "un error" terminar la cuestión en la Justicia.

"Ahora Macri tiene además del acta, una ley, y lo razonable sería que respete la ley y que respete el acta que firmó", agregó Rossi.

El titular de la bancada radical, Ricardo Gil Lavedra, a su vez, evaluó que "está bien que el Congreso intervenga, pero no quiere decir que vaya a resolver la cuestión".

Aseguró que el Gobierno recurre al traspaso porque "ya no quiere pagar los subsidios porque se quejó sin caja", pero cuestionó a Macri por firmar el acta y luego subir la tarifa.

Entre los opositores que rechazaron la medida se encontraron los macristas, el peronismo disidente, el socialismo porteño y el GEN, en tanto que se abstuvieron Unión Popular, Proyecto Sur, el bloque de Felipe Solá y los socialistas de las provincias.

Durante el debate, legisladores como Graciela Camaño, Fernando "Pino" Solanas y Graciela Oñana coincidieron en que la cuestión se terminará por definir en la Corte Suprema de Justicia, ya que el Congreso no es el ámbito adecuado para discutir el tema.

La sesión especial comenzó con la exposición de la diputada del FpV, Diana Conti, que argumentó que el Congreso tiene competencia para analizar la cuestión y dijo que para Macri "haber aumentado la tarifa es irreparable".

"Pobre si quiere gobernar el país...", ironizó Conti y recalcó que "el proyecto oficial es constitucional".

Por la UCR, el cordobés Mario Negri avaló la postura oficial sobre la competencia del Congreso, pero señaló que "lo que queda pendiente para la política es el debate de fondo".

"Reclamamos la misma política de subsidios a lo largo y ancho del país", sostuvo Negri.

El oficialista Roberto Feletti también cuestionó al líder del PRO: "¿Alguien que quiere ser Presidente no puede administrar seis líneas de subte?", preguntó.

"Ustedes han hecho campaña diciendo `Estamos bien, vamos bien`. 40 kilómetros de subte deberían haber hecho, como habían prometido", resaltó el ex viceministro de Economía.

La diputada Camaño, en tanto, dijo que la Ciudad tuvo "buena fe", pero que fue "vulnerada por el Gobierno nacional en la letra y la forma del (ex) secretario de Transporte", Juan Pablo Schiavi.

"El paso a seguir no es esta ley. Quien tendrá que ratificar o no este acta es la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires", resaltó Camaño.

Los discursos más encendidos de rechazo estuvieron a cargo del PRO, la voz de Macri en el recinto.

La primera fue Gabriela Michetti, que criticó la "súbita desesperación" de la Casa Rosada "por traspasar un pedazo de las competencias del transporte, sin hacer caso a la Constitución, que dice que se debe hacer con recursos".

Pablo Tonelli, a su vez, volvió sobre el proyecto de su bloque y afirmó que "es superador porque incluye todas las transferencias que se le tienen que hacer a la Ciudad", al contrario del oficial que -consideró- "es insuficiente e inconstituconal".

La legisladora Paula Bertol remarcó que "el traspaso se define en la Legislatura porteña" e insistió en que "no se puede hacer sin recursos".

Su par Silvia Majdalani apuntó al oficialismo por "no dar el debate" y también le puso palabras al descontento del PRO con la UCR, que acompañó la norma.

"Hablan de huida y se olvidan que su correligionario se fue en helicóptero", dijo

Majdalani en referencia al discurso de Negri, que había cuestionado a la Nación y a la Ciudad por "huir hacia adelante por el miedo a aceptar la responsabilidad" del transporte.

El último fue el jefe del bloque, Federico Pinedo, que tras apuntar a la Rosada continuó con el ataque a la UCR.

"Hoy, en un día que el radicalismo acompaña al Frente para la Victoria, recuerdo a Leando Alem, cuando se opuso a la federalización de la Ciudad de Buenos Aires, al considerar que si el puerto se juntaba a las provincias iban a perder el poder, se iba va a acabar el federalismo. Hoy le rindo homenaje a Alem", remarcó Pinedo.

En tanto, el titular del bloque de la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay, aseguró que este "traspaso se da porque el Gobierno se quedó sin plata y quiere eliminar subsidios", pero reconoció el "incumplimiento del jefe de Gobierno, por haber firmado" y luego anunciado su marcha atrás.

Entre los que se abstuvieron estuvo Solá, que consideró que la cuestión "no puede ser resuelta en el Congreso".

"El Congreso no puede ser cómplice de un acuerdo de prepo", enfatizó Solá, aunque reconoció la "torpeza del Gobierno de la Ciudad de firmar un acta y después aumentar las tarifas".

26 comentarios