Martín Rinaudo: "No hay sustentabilidad si no hay rentabilidad"

Agronegocios

El cuidado de recursos naturales será uno de los temas centrales del 30º Congreso de la Asociación de Productores en Siembra Directa (Aapresid).

En diálogo con Ámbito, Martin Rainaudo, productor agropecuario y gerente de Prospectiva de Aapresid brindó detalles de los temas que se abordarán en uno de los eventos más importantes del agro, al que asisten los productores más destacados y más tecnificados del país.

Periodista: ¿Qué diferencia este congreso de los anteriores?

Martín Rainaudo: Hay varias cosas que lo hacen especial. En primer lugar, volver a la presencialidad después de 3 años. Si bien en 2020 y 2021 tuvimos la posibilidad de hacer el congreso virtual, extrañábamos el componente social. Somos seres sociales y eso va a hacer especial a este Congreso. Además, será la edición número 30 de manera ininterrumpida, y los productores lo están esperando. Por otra parte, el propósito del evento es que quienes asisten no van a buscar una receta, sino que se debaten y plantean los desafíos de la agronomía a largo plazo, saliendo del día a día y pensando hacia adelante.

P.: ¿Por qué definieron que la temática sea el cuidado del suelo?

M.R.: Lo primero que empezamos a trabajar es un lema que sintetice lo que queremos mostrar. Este año es “Un Congreso a Suelo Abierto”, para poder entender lo que pasa abajo de la tierra. Nos queda muchísimo por seguir aprendiendo sobre algo que parece que está siempre igual cuando no es así. Queremos hablar de la importancia que tiene el suelo para la humanidad, de lo que pasa en la Argentina, por eso haremos un diagnóstico y propondremos algunas soluciones posibles mostrando casos reales donde se realiza un buen manejo del lote. Debemos entender que parte de la sustentabilidad es la rentabilidad. No hay sistema sustentable si no hay rentabilidad, por eso la necesidad de explicarlo desde la ciencia, pero también desde lo empírico.

P.: ¿Se descuidó el suelo en nuestro país por las decisiones políticas?

M.R.: Hacer las cosas solo, sin un marco que respalde, es difícil. Hoy el productor o el asesor tienen herramientas para conocer cómo diagnosticar la salud del suelo y qué manejo agronómico podrían aplicar para cuidar el suelo y al mismo tiempo seguir produciendo.

También es verdad que hay factores condicionantes, de mercado o climáticos, que generan ruido. Hoy realizar una inversión a largo plazo es complejo e invertir sin saber cuáles serán las reglas de juego también lo es. Pero de todas maneras tenemos ejemplos de productores que apuestan a rotar como corresponde, a nutrir, a hacer un manejo integral y no hacerles la vida fácil a las plagas.

El punto es que si seguimos con malos manejos, iremos hacia un camino complicado porque vamos empobreciendo el suelo de materia orgánica y de nutrientes, mientras la sociedad se torna más observadora sobre lo que hace el campo. Debemos preguntarnos hasta qué punto el mercado va a ser lo único que miremos para tomar decisiones y eso se hace de manera colectiva porque el productor solo no puede.

P.: ¿Hay productores que adoptan nuevas tecnologías para cuidar el suelo?

M.R.: Hoy hay mucha gente entusiasmada con los bonos de carbono, que trabajan muy bien desde hace tiempo con suelos muy bien rotados y en años como este con los fertilizantes por las nubes, pueden bajar el consumo de fertilización sintética. Hay situaciones en las que un productor con buen manejo se puede salvar, pero en otras no. Si llega una inundación, por mas que un productor haga la mejor rotación del mundo, si todos a su alrededor no lo hacen la napa no lo va a respetar y se va a meter en su lote. Hay cosas de las que salís sólo, pero de otras no. Por eso nadie quiere esconder un buen manejo, porque lo mejor es que todos puedan llevar adelante la mejor práctica. Mientras más gente haga las cosas bien, nos beneficiamos todos. Aquí nadie se guarda secretos.

Dejá tu comentario