Se implementará una nueva tecnología para el control de la Mosca del Mediterráneo

Agronegocios

Se trata de una liberación aérea de ejemplares estériles, adormecidos en frío, en 12.300 hectáreas del Alto Valle patagónico según parámetros de riesgo definidos por zona.

La Argentina se convirtió en el primer país de América del Sur y el quinto a nivel mundial junto con México, Guatemala, Estados Unidos y Croacia, en poner en funcionamiento un nuevo sistema para combatir la plaga de la Mosca del Mediterráneo, que afecta a las frutas.

Este avance empezó a desarrollarse en Mendoza donde la técnica fue adaptada y validada gracias a la articulación público-privada del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen) y la empresa de servicios aéreos Aerotec Argentina.

Luego se sumaron a esta iniciativa el Programa Nacional de Control y Erradicación de Mosca de los Frutos (Procem) en la Patagonia a través de la Fundación Barrera Zoofitosanitaria Patagónica (Funbapa), las asociaciones de productores y provincias que participan en la implementación del Programa en la región.

Desde hace más de 20 años, el Procem, liderado por el Senasa, utiliza la Técnica del Insecto Esteril (TIE), que consiste en la liberación de machos esterilizados de la Mosca del Mediterráneo, para el control preventivo en las áreas libres de la plaga.

Ahora incorporó este nuevo sistema que consiste en la liberación aérea de insectos estériles que se realizará sobre un total de 12.300 hectáreas del Alto Valle patagónico.

"Los aviones volarán desde la localidad de General Alvear, en Mendoza, donde se encuentra el Centro de Empaque de Adulto Frío del Iscamen hasta el Alto Valle con los ejemplares estériles adormecidos por el proceso de enfriado y colocados en cajas de liberación", afirmó el coordinador de Protección Vegetal del Centro Regional Patagonia Norte del Senasa, Esteban Rial.

Estas cajas permiten una dosificación regulable para distribuir las moscas de acuerdo a parámetros de riesgo definidos según la zona.

El Estado Nacional realizó un aporte de 40 millones de pesos que permitió reforzar la producción de moscas estériles.

El control preventivo con la Técnica del Adulto Frío permite mantener el estatus fitosanitario reconocido tanto a nivel nacional como internacional de país libre de la plaga favoreciendo de esta manera la economía regional y las exportaciones argentinas frutícolas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario