Alberto Fernández planteará a Alemania una posición menos dura con Rusia

No avalará sanciones a Putin pero condenará la guerra. Insistirá con la idea de no separar a Rusia del G20, como pide el país germano.

Enviado especial a Berlín.- El presidente Alberto Fernández insistirá este miércoles con una idea que ya ha planteado en algún otro momento. El mandatario dirá al canciller Olaf Scholz, que las sanciones económicas a Rusia ejecutadas, entre otros países por Alemania, antes que perjudicar al gobierno de Vladimir Putin, tiene efectos mucho más regresivos con aquellas personas que sufren en el mundo las consecuencias del impacto en los precios de los alimentos y la energía producto de los desequilibrios que ha generado el conflicto bélico en Ucrania.

A la vez, ratificará que no está de acuerdo con la idea de "separar" a Rusia del G20, foro del que Argentina forma parte.

En ese sentido, tanto Alberto Fernández como también el canciller Santiago Cafiero señalarán que cree en el multilateralismo, argumentando que “sacar de la mesa” de negociación a Rusia es contraproducente. Fernández sostendrá que el G20 es un foro estrictamente económico, y que, como tal, “debe trabajar sobre las economías del mundo".

“Se planteará que Argentina no está de acuerdo con practicar un multilateralismo sin países", señaló una fuente de la comitiva. La idea de Fernández es hacer referencia a la paz y una potencial “mesa de diálogo” que podrían conformar países centrales en esa materia para la historia de la Unión Europea como Alemania y Francia. “Creemos y vamos a insistir con que los mecanismos institucionales, los acuerdos y la diplomacia se hagan presentes a la hora de tratar de resolver este conflicto", señalaron las fuentes.

Negociaciones y veto

Es importante mencionar un dato relevante: Indonesia -que ocupa la Presidencia pro tempore del G20- invitó al presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, a la cumbre de líderes del G20 que se celebrará el próximo noviembre en la isla de Bali y a la que también tiene previsto acudir su homólogo ruso Vladímir Putin.

En ese sentido se inscribe la presión de Alemania, junto a la de países como Australia, Canadá y Estados Unidos, para que Putin sea prohibido en la cumbre que reúne a las 20 mayores economías del mundo, pero Indonesia se ha mantenido en la idea de invitar al mandatario ruso. Un antecedente importante es que Rusia ya fue expulsada, en la década pasada, del grupo de economías industrializadas conocido hasta aquél momento como G8 que, luego de ese episodio pasó a llamarse G7, después de su invasión de Crimea en 2014.

Dejá tu comentario