Diversidad: la sociedad es más inclusiva... ¿y las empresas?

Ambito BIZ

En la Argentina es alta la desocupación entre personas con discapacidad y del colectivo LGBTQ+. Qué hace el Estado, las organizaciones y las empresas ante este desafío.

Pese a que en la actualidad estamos inmersos en una sociedad que de a poco avanza hacia ser más inclusiva y diversa, la inserción laboral de grupos como las personas con discapacidad o de colectivos LGBTQ+ aún es una deuda que no está saldada.

En la Argentina, apenas el 30% de las personas con discapacidad tienen un empleo. La cifra es mucho más preocupante si se tiene en cuenta que en nuestro país más del 10% de los ciudadanos mayores de 16 años tiene algún tipo discapacidad.

En nuestro país se cumple parcialmente lo dispuesto por la ley 22.431, que prevé que el 4% de los puestos en la administración pública nacional y provincial y en las empresas prestadoras de servicios públicos debe ser cubierto por personas con discapacidad. En el ámbito privado las empresas que emplean a personas con discapacidad tienen beneficios impositivos. El desafío es cómo ampliar esos espacios.

En esa misión, el Ministerio de Trabajo cuenta con programas y acciones para favorecer la contratación de personas con discapacidad. Se puede acceder a un sistema de búsquedas y registro para postulantes e inscribirse para entrevistas. Hay programas de pasantías temporarias en empresas, planes de formación y asistencia técnica, talleres protegidos y concesión de pequeños comercios.

Actores por la inclusión

En la búsqueda de incrementar la inserción laboral de personas con discapacidad hay varias organizaciones y actores en pos de ese fin. Uno de ellos es Incluyeme.com, una empresa B que cuenta con más de 220 mil personas con discapacidad registradas y trabaja con más de 500 empresas de todo tipo de industrias. “Buscamos que las personas con discapacidad puedan ser miembros íntegros de la sociedad y puedan vivir una vida plena”, sostiene Gabriel Marcolongo, CEO y fundador de la firma, quien además remarca que en América Latina hay más de 30 millones de personas con discapacidad que se encuentran fuera del mercado laboral.

Por otro lado, la discriminación sexual es otra de las problemáticas que limita las posibilidades laborales de las identidades de género que no se reconocen dentro de la heteronormatividad. El desempleo entre personas trans en la Argentina supera el 80%, lo que además trae como consecuencia para este sector un menor acceso al sistema de salud y falta de sostén en los últimos años de su vida por falta de aportes para acceder a una jubilación.

“Estamos viendo un cambio de paradigma enorme a nivel mundial. Es imprescindible hacernos cargo de lo que está pasando, y poder entender desde la perspectiva del Estado, la sociedad civil y las organizaciones que, para poder tener una inclusión real de todas las personas y orgullosas de todas sus identidades, hace falta de todos los actores y actrices de esta sociedad, destaca Ariel Dorfman, director de Fundación Encontrarse en la Diversidad. Y agrega: “Esto podría parecer una moda, pero hay ciertos elementos que demuestran que esto no es así. Las organizaciones estamos trabajando cada vez más en ejes transversales que involucran distintos temas que abarcan la diversidad, el colectivo LGTBIQ+, lo que implican las cuestiones intergeneracionales, migratorias, racismo, discriminaciones religiosas. En el ámbito de las empresas, la creación de áreas específicas de diversidad e inclusión, entendiéndolas en el conjunto, como algo importante para el negocio, pero también empezando a tener otra conciencia por parte de las organizaciones con respecto a lo concreto y real de las personas”.

El pasado 21 de mayo, en el marco del Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, la Fundación Encontrarse en la Diversidad anunció la creación de Entrelatam, primera Alianza Regional conformada por organizaciones unidas con el fin de potenciar el trabajo en diversidad e inclusión dentro y fuera del ámbito laboral. La iniciativa tiene como objetivo ser un puente que conecta personas, organizaciones y Estados comprometidos con la diversidad y la inclusión, que buscan potenciar los esfuerzos generando acciones que promuevan los derechos de todas las personas.

“Nuestra estrategia gira en torno a las personas, siempre el foco está en que todas las personas puedan ser quienes son y alcanzar sus metas. El objetivo es la inclusión porque cuando tenemos inclusión el resultado siguiente es la diversidad. Creemos en esta alianza, en el mensaje de Encontrarse en la Diversidad, ya que a través de la diversidad y la inclusión es que vamos a transformar la región”, comentó Ezequiel Massa, Head de Diversidad e Inclusión para SAP Latinoamérica y Caribe.

Por su parte, Carolina Kaplan, Responsable de Sostenibilidad para Latam de ESET Latinoamérica agregó “en ESET la inclusión y la diversidad es algo que se palpa todos los días, por eso es muy importante ser parte de esta red y exteriorizar lo que pensamos y vivimos como compañía. Al trabajar de forma regional nos damos cuenta que Latinoamérica es una región muy diversa por lo que estamos convencidos de que este tema se merece darle la relevancia que tiene”.

Desafío

Como señalamos al principio, pese a los esfuerzos aún es alta la tasa de desocupación entre las personas con discapacidad y también dentro del colectivo LGBTQ+. En este último caso, los datos reflejan que tras asumir su identidad, el 70% de las personas trans nunca fueron a una entrevista laboral.

Es importante remarcar que la situación de igualdad en la Argentina se percibe mucho mejor que en el resto de la región, con planes que promueven la erradicación de las desigualdades. Sin embargo, resta mucho por hacer.

Dejá tu comentario