Invertir en el exterior y no morir en el intento

Ambito BIZ

¿Qué ofrece Estados Unidos para desarrollarse? Aunque invertir en otro país puede ser riesgoso, el modelo es la opción perfecta para minimizar riesgos.

Todas las ideas de inversiones pueden parecer buenas, pero la realidad generalmente es diferente. Esto quedó demostrado en una encuesta realizada por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, donde se reflejó que 8 de cada 10 proyectos independientes fracasan dentro de los 10 años, mientras 9 de cada 10 franquicias siguen operando luego del mismo período de tiempo.

Una franquicia permite que un emprendedor, en lugar de empezar de cero, pueda replicar un modelo que ya logró el éxito, y Estados Unidos se volvió el lugar preferido por los latinos para emigrar en búsqueda de trabajo y oportunidades de crecer económicamente gracias a este exitoso modelo de negocio.

El experto en estas gestiones, Marcelo Schamy, presidente de MS Orbis Consulting Corp., explicó: “Para invertir hay que ir con la humildad de adaptarse a un sistema que está probado y que funciona, un sistema que los franquiciados manejan hace 40 años. Ya saben lo que no hay que hacer, y ya saben cómo ganar plata, por eso brindan absolutamente todo lo necesario, sobre todo conociendo, por años de experiencia, un mercado totalmente diferente a otros. Además, la franquicia permite tener una visa de permanencia y poder quedarse de manera legal en el país, lo cual no es una ventaja menor”.

Abrir un negocio no suele resultar sencillo y las opciones son tan amplias que es importante estudiarlas todas. Entonces, antes de sumergirse en el negocio, hay que estar dispuesto a cumplir las normas, contar con un capital para invertir de forma anticipada, y estar dispuesto a pagar un pequeño porcentaje de las ganancias, ya que se abona una cuota de regalía que oscila en el 6%, y que ya está calculado en los resultados que presenta la marca en sus documentos legales.

Respaldo

Una de las principales ventajas que tienen las franquicias es que siempre se tendrá el respaldo de una gran empresa, quien será la responsable de capacitar al inversionista sobre el modelo de negocio bajo el cual se deberá trabajar, además de trasladarle la trayectoria, imagen y asistencia técnica.

Con este apoyo, el emprendedor podrá tener el respaldo de una compañía conocedora de todos los procesos necesarios para alcanzar una generación de ganancias de forma rápida y segura. “En Estados Unidos ya está todo inventado, y en vez de correr un riesgo con una nueva idea, invertir en franquicias es una opción segura. Miles de personas a través de las franquicias descubrieron que es una recompensa profesional y personal, ya que les permite convertirse en propietarios de negocios con sistemas probados, capacitación, y el apoyo de las demás sedes”, agregó Schamy.

El negocio en números

La comunidad de franquicias representa más de 800 mil millones de dólares en ventas anuales, lo que simboliza casi el 40% de todas las ventas minoristas. Esto se consigue gracias a que aseguran más ingresos al inicio del proyecto porque los clientes llegan al negocio por el nombre ya reconocido, y se evita destinar dinero en publicidad y atraer nuevos consumidores.

Hoy en día, todo el mundo está familiarizado con las empresas franquiciadas, comenzando por las más grandes cadenas de comidas rápidas hasta las más pequeñas como el paseo y cuidado de mascotas. Este tipo de inversión es la opción más segura para quienes tengan un capital inicial y quieran adentrarse en el mundo de los negocios tomando menos riesgos.

En comparación con otros países, Estados Unidos es el destino soñado por muchos, teniendo en cuenta que el mercado estadounidense es atractivo por sus reglas comerciales sólidas y protección de marcas, acceso a fondos y la financiación, y procesos del sector bien definidos. Es decir, tiene una estabilidad económica, jurídica y normativa que permite el ingreso a pequeños y medianos capitalistas de la mano de grandes empresas con larga y reconocida trayectoria.

Dejá tu comentario