Conflicto con docentes: “Pastoral Social se comprometió a mediar”

Ambito Nacional

• FEBRIL AGENDA DEL FUDB INCLUYÓ REUNIÓN CON LUGONES Y CON LEGISLADORES
En medio de la estrategia de los gremios, el Gobierno bonaerense confirmó que habrá nueva convocatoria y que paritaria “no se cerrará por decreto”.

El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lugones, recibió ayer a los secretarios generales de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) y se comprometió a interceder en el extendido conflicto salarial con la administración de María Eugenia Vidal.

El encuentro había sido pedido por los referentes sindicales, en el marco de una estrategia que incluyó ayer, además, un encuentro de esa coalición -para elevar sus planteos- con legisladores provinciales opositores -del Frente Renovador y de la kirchnerista Unidad Ciudadana- y con un puñado de Cambiemos.

"El FUDB fue recibido por monseñor Lugones, quien se comprometió a interceder en la búsqueda de diálogo a partir de las demandas que le fueron presentadas respecto a la grave situación que atraviesan la educación pública y la comunidad educativa", sostuvieron desde el bloque.

La reunión se desarrolló en la sede porteña de la Conferencia Episcopal Argentina, con la participación de los dirigentes Roberto Baradel (Suteba), Mirta Petrocini (FEB), Jorge Dobal (AMET) y Miguel Ángel Díaz (UDOCBA).

El último encuentro paritario data de fines de agosto, cuando los gremios rechazaron la nueva oferta de suba salarial del 20,7% a agosto, con revisión en octubre.

"La situación es gravísima; pedimos que interceda para reabrir los canales de diálogo que hace más de 30 días son inexistentes", afirmó Petrocini tras el encuentro.

Ayer, desde despachos provinciales aseguraron a Ámbito Financiero que "se va a volver a convocar" a los maestros "con otra propuesta" salarial, aunque no precisaron la fecha. Y despegaron ese futuro llamado del encuentro ayer de los gremialistas con la Pastoral Social

Desde el entorno de Vidal también enfatizaron que "no va a haber un cierre de paritaria por decreto", como habían dejado entrever en las últimas horas desde filas sindicales.

Además de la cuestión salarial (que se cobró ya una veintena de días de paro), los docentes plantearon a Lugones "la situación de los comedores escolares" y el reclamo por "escuelas seguras", luego de la trágica explosión en una escuela de Moreno que derivó en la muerte de la vicedirectora, Sandra Calamano, y del auxiliar de maestranza, Rubén Rodríguez.

"Esperamos que este Gobierno nos escuche y que nos convoque cuanto antes para dar respuestas frente a todas estas situaciones; la política que están llevando adelante nos está afectando y dañando a todos", aseguró Baradel.

Dejá tu comentario