De Lázzari dejará de ser ministro de la Corte bonaerense

Ambito Nacional

El gobernador Axel Kicillof aceptó ayer la renuncia con fines jubilatorios del miembro de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires Eduardo De Lázzari, una pieza clave de alto perfil que mantuvo un fuerte enfrentamiento con la gestión de María Eugenia Vidal.

El sucesor deberá ser propuesto por el gobernador, nombre que tiene que ser aprobado por el Senado provincial, un espacio legislativo donde el oficialismo no tiene mayoría, por lo que se verá obligado a negociar la propuesta.

Kicillof aceptó la renuncia a través del Decreto 58 publicado en el Boletín Oficial del distrito, que lleva además las firmas del jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y del ministro de Justicia, Julio Alak. La dimisión se hará efectiva a partir del 1 de marzo próximo. En el decreto se destacó que el magistrado “ha honrado con su labor y dedicación a la provincia de Buenos Aires en el referido cargo”.

Además Kicillof agradeció al juez renunciante “los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo”.

De Lázzari, que se graduó en la Universidad Nacional de La Plata en 1967, entre noviembre de 1994 y octubre de 1996 fue Procurador General de la Suprema Corte de Justicia provincial. Luego, fue secretario de Seguridad durante la gobernación de Eduardo Duhalde, hasta que fue designado en la Corte bonaerense el 24 de junio 1997. También se desempeñó como juez de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata y como titular de la Cámara Segunda de Apelación en lo Civil y Comercial de la capital bonaerense.

Dejá tu comentario