Es un hecho que Maza (si gana) cederá banca

Ambito Nacional

Tal como había señalado ayer Ambito Nacional, la postulación del gobernador responde pura y exclusivamente a la extrema necesidad del presidente Néstor Kirchner de presentar en la provincia al candidato más fuerte posible, para intentar derrotar a Carlos Menem, quien -previa participación en internas del PJ- competirá como candidato a senador nacional. «Sólo se trata de jugar electoralmente y de una responsabilidad política del momento», matizó Ada Maza, en referencia a la movida organizada por el oficialismo provincial.La Rioja es un distrito clave de cara a las legislativas nacionales del 23 de octubre -que el mismo Néstor Kirchner califica como un plebiscito a su conducción- y el apoyo de la Casa Rosada a Maza tendrá un punto fuerte en la visita que los Fernández -Aníbal y Alberto- realizarán hoy a la provincia, según informó ayer el gobernador local. El plato principal será luego, el mes próximo, cuando el propio Kirchner haga su visita al distrito natal de Menem.
De ida y vuelta es el vínculo entre Kirchner y Maza, ya que si bien el mandatario riojano es el representante en la misión de vencer a Menem para beneficio del Presidente, también juega buena su prestigio a nivel local -una derrota lo debilitaría mucho- y cuenta como algo vital el apoyo que dará la Casa Rosada -en imagen y fondos- cuando empiece a jugarse a fondo la campaña electoral.
«En estas elecciones, no sólo se juega el cargo de senador, sino también el poder dentro de la provincia o el tiempo de gobernabilidad que le queda a Angel Maza dentro de su etapa como gobernador», afirmó al respecto Ada Maza, quien abundó: «La gente me expresa que no quiere que el gobernador abandone su cargo y que siga liderando nuestra provincia que es lo que ocurrirá».
Como consecuencia de la salida transversal por la que optó Maza -por medio del Partido de la Victoria-, sigue siendo tumultuosa la situación política en La Rioja. Al igual que sucede en Buenos Aires, donde felipistas y duhaldistas copan la escena,
desde la oposición riojana critican que el PJ vaya a acaparar en la provincia todas las candidaturas nacionales en juego (tres senadores y dos diputados), que se repartirían entre los sellos liderado por Menem y Maza. Por este motivo, el radicalismo y otras fuerzas ya reclamaron ante el juez federal y electoral Rubén Blanco la impugnación de las candidaturas del partido kirchnerista Partido de la Victoria.
Por su parte, a nivel interno del PJ, desde la vereda menemista reclaman ahora la intervención del partido. Ya avanzaron realizando una presentación ante el juez Blanco, reclamando que se designe un interventor judicial, debido a que consideran que el partido está en virtual acefalía. La postura de los menemistas se sostiene en que la gran mayoría de los dirigentes del PJ -tanto en el Consejo Provincial como en el congreso partidario- están en campaña, salvo el actual presidente, el senador nacional
Eduardo Menem.

Dejá tu comentario