Intendentes peronistas también le marcan ahora la cancha a Kicillof

Ambito Nacional

Llegaron hasta la Legislatura para hacer un reclamo similar al de JxC: que el Presupuesto bonaerense "no se trate a libro cerrado".

Los intendentes peronistas no dejaron pasar la oportunidad y, con el fin de marcar la cancha, reclamaron ayer más obras para sus municipios. Una docena de jefes comunales del Frente de Todos se dio cita en la Legislatura bonaerense para equilibrar la balanza del reclamo que inauguró la semana pasada Juntos por el Cambio.

En tanto, según pudo averiguar este medio, el gobernador Axel Kicillof no podrá cumplir con su intención de que el Presupuesto pueda ser tratado en noviembre. En contra de lo que se imaginaba en un principio, la ley de leyes no será tratada este jueves en la Cámara baja y pasará a extraordinarias.

El punto de encuentro no fue casual. Tampoco la hora de la reunión. Los mandatarios municipales ganaron el recinto legislativo donde en breve se dará discusión por el Presupuesto 2021. Lo hicieron minutos después de que el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, en su tradicional reporte epidemiológico, dejara en claro que “respecto de la discriminación no sé a qué se refieren, estuve hablando con varios intendentes y están todos muy agradecidos. Hicimos una distribución de asistencia financiera por fuera de lo que corresponde por coparticipación, de 20 mil millones de pesos que fueron repartidos con criterios inobjetable e inéditos”.

Cerca de 40 intendentes de Juntos por el Cambio se reunieron la semana en La Plata para manifestar, en conjunto, su rechazo a lo que interpretan como “una evidente discrecionalidad política” en el reparto de obra pública, como aseguró el intendente platense Julio Garro.

“Sobre la obra pública, entre 2016 y 2019 se entregaron en monto por habitante a municipios del PJ $1.600, mientras que para los de cambiemos $5.137, más de tres veces. Las asistencias financieras se le dieron el 67% a Cambiemos y el 25% a los peronistas. Ahí si hubo discriminación”, sostuvo Bianco. Casi al mismo tiempo se conocerían las declaraciones del intendente de 9 de Julio, Mariano Barroso (Juntos por el Cambio), quien realizó una comparación que cuestionaron propios y ajenos: “Si el gobernador castiga a un intendente por ser de otro partido político que se designen interventores como en la época de los militares”.

Los intendentes peronistas aprovecharon el paso por La Plata para visitar a los legisladores propios. “La idea es que no se trate el Presupuesto a libro cerrado. Hay muchas cosas que estamos reclamando los intendentes y no están puestas en el Presupuesto. Fue un acto simbólico”, aseguró una fuente que participó de la reunión.

Siete jefes comunales del Conurbano y cinco del interior fueron recibidos por los presidentes de ambas cámaras legislativas: Verónica Magario y Federico Otermín. Formaron parte también los jefes de bloque Gervasio Bozzano y Facundo Tignanelli y el presidente de la Comisión de Presupuesto, Juan Pablo de Jesús.

Dejá tu comentario